28 de septiembre de 2001

El Gobierno regional ha aprobado el II Plan Integral de Mujer, dotado con 4.313 millones de pesetas, con el objetivo de avanzar y profundizar en los cambios sociales que contribuyan a hacer realidad el principio de igualdad entre hombres y mujeres en La Rioja. El Plan Integral incluye también el II Plan Contra la Violencia Doméstica, al que se destinarán 400 millones de pesetas.

Los planes, que abarcan el periodo 2001-2004, cuentan con una inversión total de 4.700 millones de pesetas, cifra que supone un incremento del 280/% con respecto al plan anterior, al que se destinaron 1.240 millones.

El II Plan Integral de Mujer continuará el trabajo emprendido con I Plan Integral de Mujer, que se desarrolló en el periodo 1996-1999. Una vez evaluado el plan anterior, y teniendo en cuenta las sugerencias relativas a dicho plan, el Ejecutivo regional ha elaborado el II Plan Integral de Mujer buscando sensibilizar a la población riojana sobre la importancia del trabajo doméstico; concienciar y motivar a las mujeres sobre sus derechos y capacidades; potenciar la igualdad en el mercado de trabajo; promover el acceso de las desempleadas a las actividades económicas relacionadas con las nuevas tecnologías e impulsar la igualdad de oportunidades en el medio rural.

El Plan, que se divide en cinco grandes áreas (salud, empleo, educación, política interior y servicios sociales), contiene 27 objetivos y 148 medidas concretas. El objetivo fundamental del Plan es diseñar y coordinar las actuaciones que desarrollará el Ejecutivo regional en materia de mujer en los próximos cuatros años, con una atención prioritaria a la mujer víctima de violencia doméstica; por ello se aprueba también el II Plan de Acción Contra la Violencia Doméstica (2001-2004).

Las 52 medidas que se incluyen en el área de Salud aspiran a cumplir 7 objetivos, que se resumen en: potenciar la planificación familiar; prevenir y atender los casos de violencia doméstica y agresiones sexuales; fomentar actividades y hábitos saludables, con especial atención a los trastornos de la conducta alimentaria (anorexia y bulimia) y mejorar la salud y la calidad de vida de las mujeres. El Plan considera que los trastornos alimentarios, los embarazos no deseados, las enfermedades de transmisión sexual, la menopausia y las condiciones laborales durante el embarazo justifican una atención específica a la mujer en materia sanitaria.

El área de Empleo se desglosa en 7 objetivos con 43 medidas, que persiguen mejorar el acceso al empleo de las mujeres, con ayudas a fondo perdido y programas de formación profesional, entre otras actuaciones; fomentar la actividad empresarial en este colectivo, y combatir la segregación y la discriminación femenina, así como favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral.

Los objetivos generales del área de Educación son evitar la discriminación por razón de sexo y potenciar comportamientos que eviten la violencia, con la puesta en marcha de tres medidas concretas: introducir acciones de no violencia; incluir intervenciones que se anticipen a la aparición de la violencia e impulsar líneas de autorregulación, enseñando a comportarse respetando al otro.

El área de Política Interior agrupa 3 objetivos y 11 medidas concretas, que son las que conforman básicamente el II Plan Contra la Violencia Doméstica.

Por último, el área de Servicios Sociales, con 9 objetivos y 39 medidas, pretende sensibilizar a la población sobre la igualdad; promover la inclusión social de la mujer en situación de riesgo social, con la organización de campañas y la concesión de ayudas a mujeres inmigrantes; facilitar el acceso de la mujer a la sociedad del conocimiento, con la creación de páginas web específicas, dedicando especial atención al acceso a la información de la mujer rural, y creando un centro de documentación especializado en temas de mujer, y fomentar el asociacionismo entre las mujeres.

La dotación económica del II Plan Integral de la Mujer asciende a 4.713 millones de pesetas y se desglosa en las siguientes áreas: empleo (2.623 millones), salud (1.360 millones), servicios sociales (565 millones) y política interior (165 millones).

Por lo que respecta al proceso de elaboración del Plan, una vez evaluado el plan anterior, en noviembre de 2000 se comenzó a trabajar en el documento aprobado hoy; en junio recibió el visto bueno del Consejo Sectorial de la Mujer y se remitió a 62 asociaciones de mujeres para que presentasen las alegaciones que considerasen oportunas, pero no se recibió ninguna; el 27 de junio fue aprobado por el Consejo de Bienestar Social y, posteriormente, enviado al Consejo Económico y Social.

Respecto al II Plan de Lucha Contra la Violencia, también aprobado hoy e incluido en el propio Plan Integral, está dotado con 400 millones de pesetas y consta de 9 objetivos y 36 medidas concretas.

La finalidad de este Plan, que implica a varias áreas, es sensibilizar a la población riojana sobre la violencia doméstica por medio de distintas actuaciones, como la edición de guías, la organización de jornadas y el fomento de la utilización del servicio de mediación familiar, entre otras.

Además, contempla la organización de cursos y programas de atención a las víctimas de la violencia doméstica, entre los que se incluyen el programa de intervención especializada para la rehabilitación de hombres maltratadores, y la creación de la infraestructura necesaria para atender a las mujeres víctimas de delitos (por ejemplo, usando dispositivos de última tecnología y coordinando esfuerzos entre las Oficinas de Atención a la Víctima).