27 de abril de 2007

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el Decreto que desarrolla en la Comunidad Autónoma la Ley Orgánica de Educación (LOE) y su Real Decreto en lo referente a las enseñanzas mínimas de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Aunque dicho Real Decreto, el 1631/2006 de 29 de diciembre, tiene carácter de norma básica para determinados aspectos, es competencia del Gobierno regional desarrollar algunos puntos.

Así, la Administración educativa riojana determina los cursos en los que se imparten las materias de: Educación Plástica y Visual (en 1º y 3º), Música (en 2º y 3º), Tecnología (en 1º y 3º) y Educación para la Ciudadanía (en 2º).

Además, dispone que, en 3º de la ESO, la materia de Ciencias de la Naturaleza se organizará en dos materias: Biología y Geología, así como Física y Química, manteniendo el carácter unitario a efectos de la promoción.

Además, la Consejería ordena la oferta de las materias optativas en los cuatro cursos de la ESO y dispone que la asignatura de Matemáticas, de 4º de la ESO, se oferte en dos opciones: con carácter terminal y con carácter propedéutico.

Por otra parte, establece y completa el currículo de las distintas materias, respetando los contenidos mínimos fijados en el Real Decreto y establece el contenido de determinadas materias optativas.

En 4º curso los centros ofrecerán un conjunto de ocho materias (Biología y Geología, Educación Plástica y Visual, Física y Química, Informática, Latín, Música, Segunda Lengua Extranjera y Tecnología) agrupadas de acuerdo con los criterios que fije la Consejería, con la finalidad de orientar a los alumnos de forma coherente.

El Decreto aprobado por el Gobierno de La Rioja fomenta el sentido del esfuerzo y la responsabilidad y se orienta, respetando la legalidad, hacia una mayor exigencia en la promoción y la titulación.

En este texto, se hace referencia a la consideración y respeto al profesor, así como la responsabilidad de la familia en la educación de sus hijos.

Asimismo, se hace explícita la autonomía de los centros para que, respetando los criterios generales fijados por la Consejería, desarrollen el currículo y las medidas de atención a la diversidad adaptadas las características de sus alumnos y a su realidad educativa.

Dentro de esta autonomía de los centros, se hace hincapié en el derecho al estudio de todos los alumnos, por que los centros deberán propiciar un clima ordenado y cooperativo entre todos sus miembros

En este Decreto, se ha huido del localismo, dando a los objetivos una dimensión universal y nacional, prescindiendo de ideologías.

Además, en cuanto al lenguaje, se ha intentado que sea claro, prescindiendo de ideologías o corrientes pedagógicas.

Por lo que respecta a la nueva materia: Educación para la Ciudadanía, se respetan los contenidos mínimos, pero se ha adaptado para evitar contenidos subjetivos e ideológicos.

En relación a la materia de Religión, con este Decreto se garantiza a los padres que puedan elegir que sus hijos la cursen o no. A los alumnos que opten por no cursarla, se les asegura su atención educativa, de tal manera que la elección de una u otra opción no suponga discriminación alguna.

Para posibilitar la movilidad de los alumnos entre Comunidades Autónomas, se habían alcanzo acuerdos para que, dentro de las realidades de cada una de ellas, se establezca un mismo modelo, con unidad de horarios, distribución de materias a lo largo de la etapa y de los cursos, con un contenido lo más homogéneo posible y una agrupación de materias común en 4º de la ESO.

La entrada en vigor de este currículo será en el curso 2007/2008 para 1º y 3º de la ESO y en el curso 2008/2009 para 2º y 4º de la ESO.