23 de diciembre de 2005

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el convenio entre el Ministerio de Vivienda y la Comunidad Autónoma de La Rioja para la aplicación del Plan Estatal de Vivienda 2005-2008.

El acuerdo recoge las líneas de actuaciones protegidas cuantificadas en número de viviendas que se considerarán como objetivos de financiación, según el sistema de ayudas financieras que correspondan en cada caso.

El Gobierno de La Rioja y el Ministerio de Vivienda se comprometen a colaborar activamente en potenciar la difusión de la información acerca de las medidas del Plan Estatal 2005-2008; a efectuar el seguimiento conjunto del plan y a coordinar las actuaciones a través de una Comisión Bilateral de Seguimiento.

La Comunidad Autónoma de La Rioja pretende facilitar a las familias con ingresos más bajos el primer acceso a la vivienda en propiedad, aumentar la oferta y potenciar el acceso a viviendas en alquiler y estimular la rehabilitación. Asimismo, se compromete a incentivar la promoción de viviendas protegidas en régimen de alquiler con opción de compra, fomentar medidas para facilitar el acceso a viviendas libres como la Hipoteca Joven o instrumentos similares, la Bolsa de Vivienda en Alquiler así como mantener un nivel adecuado de actividad y empleo en el sector de la vivienda.

Dentro de estas líneas, se pretenden incentivar especialmente las ayudas para los jóvenes y familias numerosas, así como para otros colectivos que tiene especial dificultad para acceder a la vivienda así como para otros que tienen como familias monoparentales o en riesgo social, los discapacitados, los mayores de 65 años y las personas en situación de riesgo o exclusión social.

La Comunidad Autónoma de La Rioja ha optado por crear diversas categorías de viviendas protegidas de manera que la cuantía de la ayuda se conceda en función del esfuerzo económico que realice el adquiriente cuando no supere el 25 por ciento o el 30 por ciento de su renta.

Estos objetivos serán recogidos en un decreto que en estos momentos se encuentra en su trámite final, en el que se determina la gestión del Plan Estatal de Vivienda para el período 2005-2008 así como las ayudas autonómicas complementarias al mismo.