6 de mayo de 2011

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el convenio de colaboración con la Fundación Cáritas Chavicar para la realización de un programa de Inclusión Social Activa para el año 2011 por un importe de 174.511 euros.

La aportación económica del Gobierno de La Rioja está condicionada por la siguiente distribución: 12 plazas en la demarcación de Rioja Alta (en Santo Domingo de la Calzada) y 12 plazas en la demarcación de Rioja Baja (en Calahorra).

El convenio determina el personal necesario para la prestación de los servicios en cada uno de los dos centros, tanto en número de profesionales como en cualificación profesional. Así, en cada centro, se contará como mínimo con una plantilla formada por 5 personas, un trabajador social a media jornada (que también será el responsable del centro de trabajo), un psicólogo a media jornada, un educador social a media jornada y dos monitores a media jornada.

Este convenio, con vigencia de un año prorrogable a otro año, se enmarca en la Ley 7/2009, de 22 de diciembre, de Servicios Sociales, que establece en su artículo 61 que las Administraciones Públicas competentes en servicios sociales podrán otorgar subvenciones a las entidades de iniciativa social en el cumplimiento de sus actividades de servicios sociales.

El programa de Inclusión Social Activa se dirige a la atención diurna personalizada de personas mayores de 18 años y menores de 65 años que estén en situación o riesgo de exclusión personal y al fomento de su autonomía, y residan en la Comunidad Autónoma de La Rioja, para su reincorporación o integración en la vida social activa. Para ello, el programa contemplará actuaciones de carácter socieducativo, psicológico y de habilidades personales.

El acceso voluntario al programa se producirá tras la valoración y diagnóstico de las personas destinatarias efectuado desde la correspondiente unidad de trabajo social. A tal efecto, los trabajadores sociales realizarán un proyecto de intervención en el que se recoja la valoración y la formulación del proceso personal de inserción con la persona usuaria y en el que se contemple la ejecución de las actividades encaminadas a la consecución de los objetivos previstos en dicho itinerario de inserción.

La Fundación Cáritas-Chavicar deberá diseñar y ejecutar las actividades citadas a través de sus profesionales, deberá coordinarse y realizar seguimiento con los trabajadores sociales de la unidad de trabajo social responsable del caso con una periodicidad mensual. En aquellos casos en los que el proceso personal de inserción haya sido diseñado con la orientación de los centros de coordinación de servicios sociales, en los seguimientos deberá contarse con un representante de los centros respectivos.

La Fundación Cáritas-Chavicar es una entidad cuya labor se centra en actividades sociales y/o humanitarias entre las que se encuentra la atención a personas en situación o riesgo de exclusión social con el fin de lograr su reincorporación e integración en la vida social activa.