8 de junio de 2001

El Gobierno de La Rioja ha acordado hoy conceder una subvención de 135 millones a la Comunidad de Regantes de Lardero para llevar a cabo las obras de modernización de 171 hectáreas de regadío en los parajes de Tanayo, Valhondo, El Cerro y Valverde de esta localidad. Esta cuantía supone el 50% del coste de los trabajos, que asciende a 262 millones, más una ayuda para la redacción del proyecto y la dirección de la obra.

Con las obras, que afectan a 758 parcelas pertenecientes a 220 propietarios, se mejorará el aprovechamiento y la eficacia del agua, ya que hasta ahora esta zona se regaba de forma eventual mediante el uso de bombas y tuberías de tierra. Asimismo, los regantes tendrán asegurado el caudal durante todo el año.

Estos trabajos, que comenzaron a finales del año pasado y concluirán en breve, incluyen la construcción de dos depósitos de captación. Uno de ellos, de 162 metros cúbicos de capacidad, se está construyendo en las inmediaciones del río Sequeros -una de las principales acequias del río Iregua- y estará enterrado. Desde éste se impulsará el agua a través de una tubería de 2 kilómetros hasta el segundo depósito, de 3.200 metros cúbicos y situado 115 metros más alto que el anterior con el fin de que el agua cuente con la suficiente presión. Este depósito estará semienterrado para integrarlo en el entorno y rodeado por un camino de 4 metros y una zona verde con árboles.

El agua se distribuirá desde este segundo depósito a través de dos tuberías principales, de las que partirán las secundarias. En el recorrido de ambas -que en total cuentan con una longitud de 10 kilómetros-, se colocarán 46 tomas de agua que asegurarán un caudal de 16 litros por segundo. De estas tomas de agua partirán otros 22 kilómetros de tuberías, encargadas de llevar el agua hasta el inicio de las parcelas. Los agricultores se encargarán de instalar la infraestructura necesaria dentro de su finca para regar por goteo o por aspersión.