27 de abril de 2012

El Gobierno de La Rioja, tras realizar un detallado análisis de las necesidades de la Administración autonómica, ha ampliado la relación de bienes, obras y servicios que pueden adquirirse mediante contratación centralizada, avanzando así en la aplicación del Plan de Austeridad puesto en marcha el pasado mes de octubre para priorizar y racionalizar el gasto.

Por ello, y según detalla una orden que se publica hoy en el Boletín Oficial de La Rioja, se incorporan a los servicios de adquisición centralizada nuevas categorías de naturaleza homogénea y notable importancia económica, como son los seguros de vehículos, incendios y responsabilidad patrimonial, los servicios postales y los servicios de mensajería y paquetería.

La contratación centralizada de estos servicios permitirá que se produzca un ahorro en el precio que actualmente se pagan por los mismos como consecuencia de los efectos de la economía de escala, a la vez que se logrará una mayor eficacia y agilidad en la gestión de esos servicios.De esta forma, se da un paso más en la atribución de competencias a la Dirección General de Contratación Centralizada y Patrimonio, la cual ha llevado a cabo hasta la fecha la licitación del suministro de electricidad y gas, y próximamente los servicios postales.