4 de febrero de 2011

El Gobierno de La Rioja, en su reunión de hoy, ha aprobado el Decreto por el que se deroga el Decreto 1/2003, de 31 de enero, en el que se establecen las normas relativas a la formación de manipuladores de alimentos y al procedimiento de autorización de empresas y entidades de formación.

La derogación obedece a la necesidad de adaptar el mencionado Decreto a la Directiva 2006/123/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado interior, que establece un espacio sin fronteras, donde la libertad de prestación de servicios y el libre establecimiento, queden garantizados.

Dicha directiva europea modifica determinados aspectos normativos, haciendo desaparecer el régimen de autorizaciones administrativas por simples comunicaciones, con el objetivo de favorecer el libre mercado.

En ese sentido, mediante la derogación del Decreto 1/2003, se suprime la autorización administrativa previa que se exigía antes por parte de las Comunidades Autónomas para las entidades formadoras de manipuladores de alimentos y para los programas impartidos por dichas entidades.

Con la nueva norma aprobada hoy, se deja la responsabilidad de la supervisión, instrucción o formación de los manipuladores a los operadores de la propia empresa alimentaria que habrán de acreditar, en las visitas de control oficial, que los manipuladores de las empresas han sido debidamente formados. El nuevo Decreto establece que el papel de las autoridades competentes en materia de salud pública es el de controlar, en las visitas oficiales, que los manipuladores empleados han sido debidamente formados en las labores encomendadas.

La derogación de la norma anterior no disminuye el control oficial en la manipulación de alimentos, sino que lo armoniza con el resto de las actividades de control y le dota de mayor coherencia con la legislación comunitaria en vigor.