29 de agosto de 2003

El Ejecutivo regional ha aprobado hoy el proyecto de Ley del Gobierno e incompatibilidades de sus miembros, que se remitirá al Parlamento de La Rioja para iniciar su tramitación parlamentaria. El proyecto de Ley regula el estatuto jurídico, la estructura y atribuciones de las dos instituciones básicas del autogobierno de la Comunidad Autónoma de La Rioja, el Presidente y el Gobierno. Asimismo, establece el régimen de incompatibilidades del Presidente y de los miembros del Gobierno, así como del resto de los cargos y puestos designados por Decreto del Gobierno.

El objeto de regulación de esta Ley ya ha sido recogido en diferentes normativas del ordenamiento autonómico de La Rioja, pero la nueva norma pretende regular con mayor precisión la estructura del Gobierno regional, que en la actualidad cuenta con mayores funciones y una organización administrativa diferente acorde con el crecimiento experimentado por nuestra Comunidad. Por otra parte, la nueva normativa unificará la dispersión actualmente existente en materia de incompatibilidades de los miembros del Gobierno.

La Ley se estructura en un título preliminar, cuatro títulos, cinco disposiciones adicionales, una disposición transitoria, una derogatoria y dos disposiciones finales.

El Título I regula, con sometimiento al artículo 23 del Estatuto de Autonomía de La Rioja, el nombramiento, sustitución y cese del Presidente, su estatuto personal y el régimen de sus atribuciones. Con la nueva norma se realiza una regulación más precisa de las atribuciones del Presidente de La Rioja, recogiendo de manera expresa algunas que hasta ahora no aparecían, como las relativas a la disolución del Parlamento riojano o a la firma de los convenios que se suscriban con otras Administraciones autonómicas. En este apartado, el nuevo proyecto de ley recoge también la posibilidad de crear órganos de apoyo directo al Presidente y los rasgos definitorios de los mismos.

El Título II se ocupa de la regulación del Gobierno y establece que está compuesto por órganos unipersonales (Presidente, Vicepresidente/s y Consejeros) y colegiados (Consejo de Gobierno y Comisiones Delegadas).

En cuanto a los órganos unipersonales, se regula el estatuto de los Consejeros, así como la figura de los Vicepresidentes, permitiendo que en dicha figura puedan depositarse funciones administrativas propias de una Consejería más allá de las referidas exclusivamente a la sustitución del Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Respecto a los órganos colegiados, la nueva norma regula las Comisiones Delegadas que podrán ser de carácter permanente o temporal y que tienen como objetivo el estudio y resolución de asuntos que afecten a la competencia de dos o más Consejerías.

El Título III de la Ley se ocupa de las relaciones entre el Parlamento de La Rioja y el Gobierno, que han de servir para que la Cámara autonómica cumpla con la función de control al Gobierno que le atribuye el Estatuto de Autonomía.

El Título IV establece el régimen de incompatibilidades de los miembros del Gobierno con el fin de garantizar la independencia e imparcialidad en sus actuaciones y asegurar su dedicación absoluta a las funciones que les han sido encomendadas. Se proclama como principio básico la incompatibilidad absoluta del desempeño de los cargos del Gobierno con cualquier otra actividad pública o privada.

De acuerdo a la nueva norma, los altos cargos del Gobierno regional deberán declarar las actividades que pueden proporcionales cualquier tipo de ingreso económico, así como el conjunto de sus bienes patrimoniales e intereses y presentar copia de la declaración de la renta.

Asimismo, se establece un régimen sancionador que impide a quienes infrinjan las disposiciones de la norma volver a ocupar un nuevo cargo en un periodo de tiempo de hasta diez años como máximo.

El régimen de incompatibilidades de los miembros del Gobierno se extiende, según la nueva norma, a los titulares de los altos cargos del Gobierno y a los gerentes de las entidades públicas, así como al personal eventual al servicio de la Administración Pública con funciones de carácter directivo.