22 de mayo de 2015

El Gobierno de La Rioja, en su reunión semanal de Consejo, ha autorizado a la Consejería de Educación el gasto de 1.569.994 euros para la contratación de las obras de ampliación del CEIP San Prudencio de Albelda de Iregua.

Con esta intervención, el Ejecutivo riojano pretende, por un lado, habilitar nuevos espacios ante la creciente demanda educativa de la localidad y, por otro, concentrar toda la actividad del centro dentro de la misma parcela.

Efectivamente, en la actualidad, el centro reparte su actividad docente en dos edificios separados por la calle San Prudencio: el de Educación Infantil, que alberga también el comedor escolar, y el de Educación Primaria que se encuentra en la misma parcela que el pabellón polideportivo, a una cota inferior a la de la citada calle.

La actuación plantea trasladar Educación Infantil y el espacio del comedor a un nuevo edificio en la misma parcela que el edificio principal y polideportivo, lo que implica, además de ampliar y mejorar los servicios ofrecidos, unificar las sedes y concentrar la actividad del centro en un solo espacio.

De esta manera, no solo se mejorará la funcionalidad del centro, sino que además se incrementará la seguridad de los pequeños que no tendrán que cruzar la calle para utilizar el servicio de comedor.Se trata de una obra compleja que tendrá un plazo de ejecución de alrededor de 12 meses, ya que implica levantar un nuevo edificio con más de mil metros cuadrados y urbanizar más de 3.400 metros cuadrados alrededor del mismo.

El nuevo edificio se plantea en una única planta, aunque cabe la posibilidad de aumentar su altura si en un futuro se planteara la necesidad de ampliarlo. Albergará seis aulas destinadas a la docencia, un aula de apoyo, una sala polivalente, el comedor escolar, dos vestuarios, dos despachos, aseos infantiles y para adultos, varios porches cubiertos y espacios para el almacén, la limpieza y las basuras. Además, se aprovechará el desnivel del terreno para ubicar un almacén y una sala de instalaciones a la que se podrá acceder directamente desde el exterior.

El nuevo volumen se integrará en el conjunto educativo manteniendo una imagen unitaria alrededor del patio de recreo, con una fachada frontal a la calle principal de acceso. Un volumen horizontal de ladrillo cara vista enlazará los edificios existentes alrededor de un patio central creando un frente unitario a la calle.

La urbanización exterior implicará actuar en varios patios de recreo, jardines, accesos al polideportivo, y calles adyacentes.

En la actualidad, este colegio tiene 285 alumnos (91 en Educación Infantil y 194 en Educación Primaria), divididos en 16 unidades y atendidos por 29 maestros.