30 de noviembre de 2012

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy destinar 300.936 euros a la renovación de las becas predoctorales otorgadas por la Consejería de Educación, Cultura y Turismo en 2009 y 2010 a quince jóvenes investigadores, para que puedan dedicarse de forma exclusiva a su labor investigadora.

En concreto, la Consejería destinará 120.374 euros a la renovación de las becas otorgadas a seis investigadores en 2009, que trabajan en las Universidades de La Rioja (cuatro), Santiago de Compostela (uno) y Complutense de Madrid (uno).

A la renovación de las becas otorgadas en 2010, Educación destinará 180.561 euros que recibirán nueve investigadores adscritos a las Universidades de La Rioja (siete), Navarra (uno) y Complutense de Madrid (uno).

El importe de cada una de las becas es de 20.062 euros, destinados a cubrir los costes anuales de contratación de estos investigadores en sus universidades.

Desde 1999, cuando comenzaron a convocarse estas ayudas para la formación de personal investigador, el Gobierno de La Rioja ha becado a 87 jóvenes, con una aportación total de 5.681.883 euros.

Estas becas se conceden por un periodo inicial de doce meses, con posibilidad de renovación por periodos anuales hasta completar un máximo de 48 meses, desde la incorporación del personal investigador en formación al centro de I+D.

La duración de la ayuda se estructura en dos periodos. El primero, que se extiende por dos años, consiste en la concesión de una beca para la obtención del Diploma de Estudios Avanzados (DEA) y tiene un carácter plenamente formativo. En el segundo periodo, de dos años como máximo, el investigador en formación debe realizar los trabajos para presentar su tesis doctoral y obtener el Grado de Doctor.

Durante esta segunda etapa, además, se incorporan al grupo de investigación que lo acoge, con todas las funciones del trabajo de un investigador. Por ello, estará protegido por un régimen de contratación laboral con la institución en la que realiza su trabajo.