El Gobierno aprueba el Decreto que regula el ciclo educativo de 0 a 3 años

El Gobierno de La Rioja ha aprobado, en su reunión de hoy, el Decreto que regula la organización del primer ciclo de Educación Infantil, fija sus contenidos educativos y establece los requisitos de los centros que atenderán a los niños de 0 a 3 años.

Este Decreto, cuyo borrador fue presentado en febrero por los Consejeros de Educación y Servicios Sociales, ha seguido un exhaustivo trámite hasta su aprobación de hoy. Cuenta con los informes preceptivos del Consejo Escolar de La Rioja, de los Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma y del Consejo Consultivo. Además, fue sometido a información pública y presentaron alegaciones, entre otros, la Asociación de guarderías y centros de Educación Infantil de La Rioja, los sindicatos educativos y la Federación de Empresarios de La Rioja (FER).

Una vez aprobado este Decreto, los centros que atienden niños del primer ciclo de Infantil tienen tres años para adaptarse a los requisitos regulados para sus instalaciones y seis años para cumplir las exigencias relativas a las titulaciones del personal que imparte estas enseñanzas.

Novedades y contenido del Decreto

Una de las principales novedades del Decreto, que adapta el primer ciclo de Infantil a la Ley Orgánica de Educación (LOE), es que todos los centros que atiendan niños de 0 a 3 años tendrán la consideración de centros educativos, y la Consejería de Educación asumirá la competencia en todo el Primer Ciclo de Infantil. Cambiará, por lo tanto, el modelo que hasta ahora había en La Rioja con guarderías (autorizadas y supervisadas por Servicios Sociales) y centros educativos infantiles (que corresponden a Educación).

Además, este Decreto establece que la titulación mínima de los profesionales que prestan la atención educativa a los niños de 0 a 3 años deberá ser, tal y como exige la LOE, el título de Maestro Especialista en Educación Infantil o de Técnico Superior en Educación Infantil, así como sus equivalentes. Cada centro debe contar con una persona por unidad en funcionamiento más uno.

En cuanto a los aspectos educativos, se regulan las capacidades que los niños tienen que desarrollar a lo largo de la etapa, los métodos pedagógicos y los contenidos de este ciclo, propios del desarrollo infantil hasta los 3 años.

Una cuestión que distingue este ciclo como educativo es la exigencia de que los centros infantiles tengan un Proyecto Educativo propio con su propuesta pedagógica y las normas de organización y funcionamiento. Además, establece los requisitos de espacios e instalaciones que, como mínimo, deberán cumplir estos centros educativos.

La denominación de los centros es otra de las cuestiones reguladas en este decreto. Los de titularidad pública, tanto de la Comunidad Autónoma como de los municipios, serán ‘Escuela Infantil de Primer Ciclo’ y los privados ‘Centro docente de primer ciclo de Educación Infantil’.

Admisión, horario y autorizaciones

El Decreto regula que la admisión de los niños se realizará a partir de los tres meses de edad. Excepcionalmente, cuando las circunstancias de las familias lo justifiquen, podrán atenderse a niños de, al menos, seis semanas.

Los servicios educativos de estos centros infantiles se prestarán de lunes a viernes durante un mínimo de diez meses, de septiembre a julio. Los centros podrán permanecer abiertos desde las 7.30 a las 17.30 horas. No obstante, la permanencia de cada niño, a efectos de atención educativa, no podrá superar las ocho horas diarias.

Los centros autorizados en Educación Preescolar obtienen automáticamente la autorización para impartir el primer ciclo de Educación Infantil.

En zonas rurales, cuando la demanda lo justifique, podrán crearse centros de educación infantil con una o dos unidades; en estos centros se atenúan los requisitos estructurales y se fijan ratios específicas.