12 de julio de 2013

El Gobierno de La Rioja ha publicado hoy en el Boletín Oficial de La Rioja la resolución por la que comienzan los trámites para la declaración como Bien de Interés Cultural con la categoría de Zona Arqueológica el yacimiento de Libia y su entorno de protección, ubicado en los municipios de Herramélluri y Grañón.

Libia, situada en el cerro de Piquillo y en Herramélluri, constituye un bien singular dentro del patrimonio cultural de La Rioja y en el se han constatado más de mil años de ocupación continuada entre los siglos IV a.C. y V d.C. Además, es uno de los pocos casos en los que es posible identificar un topónimo antiguo, citado en las fuentes clásicas, con un yacimiento concreto.

Además, en los alrededores se halla la necrópilos ‘El Palo’, el trazado de la antigua vía romana de Italia a Hispania, un campamento y varios asentamientos rurales. Por todo ello, Libia y su entorno representan una zona arqueológica de excepcional valor y razones de interés científico, patrimonial y social aconsejan preservar este importantísimo conjunto para futuras generaciones.

Para trazar la línea que define el área protegida como Bien de Interés Cultural se han tenido en cuenta criterios científicos, geográficos (caminos, ríos y cuevas de nivel) y administrativos (límite de los términos municipales, polígonos y parcelas de catastro).

La realización de cualquier obra o intervención en el Bien de Interés Cultural, o en su entorno de protección, deberá contar con autorización expresa de la Consejería de Educación, Cultura y Turismo, previo informe favorable del Consejo Superior de Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja, junto a la correspondiente licencia municipal.

Las intervenciones sobre el Bien precisan la elaboración de un proyecto técnico y deberán ir encaminadas a garantizar su conservación, consolidación, rehabilitación y mejora, respetando los valores que motivaron su declaración. Asimismo, cualquier cambio de uso o aprovechamiento del terreno, tanto en el Bien como en su entorno de protección, deberá ser comunicado a la Consejería de Educación, Cultura y Turismo.