28 de marzo de 2014

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy los convenios de colaboración que suscribirá en breve con las asociaciones profesionales que gestionan el Centro Tecnológico de Industrias Cárnicas (CTIC), en Alesón y el Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria de La Rioja (CITA), en Calahorra, por un importe conjunto de 320.000 euros en 2014.

En virtud de estos dos acuerdos, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente apoyará el pago de los gastos corrientes y de funcionamiento derivados de las actividades de investigación, asistencia técnica, formación y promoción que estos centros tecnológicos agroalimentarios impulsarán a lo largo de este año. El trabajo desarrollado por estos dos organismos contribuye a impulsar la competitividad y la adaptación a los nuevos mercados de las empresas del sector agroalimentario riojano.

El convenio de colaboración con la Asociación para Investigación de la Industria Cárnica de La Rioja (ASICAR), que se constituyó en 2001, contempla una aportación de 192.000 euros, mientras que el convenio con la Asociación para la Investigación, el Desarrollo y la Innovación Alimentaria (AIDIA), creada en 2006, asciende a 128.000 euros

El objetivo de estos convenios es favorecer el desarrollo de los aspectos de investigación y fomento de la calidad en las industrias cárnicas, la formación, los servicios de análisis y la asistencia a las mismas a través de una estructura consolidada como es el CTIC. Por su parte, el CITA se ha convertido en un referente para la investigación e innovación de los procesos de IV y V gama y su oferta comercial en aspectos tan importantes como la adecuación de las líneas de producción y el desarrollo de nuevos procesos y productos.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente mantiene otros dos acuerdos de colaboración con otros dos centros tecnológicos del ámbito del sector agrario. En concreto, se trata del Centro Tecnológico de Investigación del Champiñón (CTICH), en Autol, y el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria, Laboratorio del Ebro, en San Adrián.