18 de septiembre de 2015

El Ejecutivo regional ha aprobado esta mañana en su reunión semanal de Consejo de Gobierno un Código Ético y de Conducta ejemplar del personal eventual de la Administración General de La Rioja. Se trata de una medida que tiene por objeto establecer un catálogo de normas éticas que deberán ser respetadas por el personal eventual contratado para el desarrollo de funciones técnicas y de asesoramiento.

Con este acuerdo, el Gobierno regional que preside José Ignacio Ceniceros da un paso más en el camino de la transparencia y pretende configurar una cultura organizativa basada en la integridad profesional y personal. Del mismo modo, aspira a reforzar la confianza ciudadana en este tipo de empleados públicos y en las instituciones riojanas.

El Código Ético y de Conducta especifica que sus destinatarios son todos los empleados públicos de carácter eventual cuya relación profesional con la Administración General de La Rioja se ha establecido mediante un puesto de trabajo creado a través del Catálogo de Personal Eventual.

Este nuevo marco normativo engloba un conjunto de normas éticas y de conducta mínimas que deberán respetar todos los destinatarios del Código Ético. Si quedase acreditado el incumplimiento de las normas éticas y de conducta, el órgano competente en su nombramiento –vista la gravedad o las consecuencias de impacto institucional de las acciones u omisiones-, podrá adoptar alguna de las siguientes medidas: recomendar el cese; incoar, instruir o imponer una sanción disciplinaria; y, en último término, dar traslado al Ministerio Fiscal.

Este nuevo instrumento cita una serie de principios generales del comportamiento íntegro y ejemplar, como son: responsabilidad, transparencia, honestidad, respeto, ejemplaridad pública y privada y profesionalidad.

Además, queda recogida la exclusividad de este tipo de empleados, quienes también tendrán que presentar una declaración de actividad económica y de bienes al inicio y al término de su relación laboral con la Administración General de La Rioja. Asimismo, queda prohibido aceptar regalos que superen los usos habituales, sociales o de cortesía, ni favores o servicios en condiciones ventajosas que puedan condicionar el desarrollo de sus funciones.

Por lo que respecta a los aspectos profesionales, el documento que el personal eventual deberá suscribir de forma obligatoria detalla, entre otras cuestiones, que deberán administrar los recursos públicos con austeridad y procurarán aplicar una actitud innovadora, el uso intensivo de la tecnología, el respeto medioambiental y la atención a la diversidad, en el desarrollo de las funciones que tengan encomendadas.

Con la próxima entrada en vigor de este Código Ético y de Conducta para el personal eventual, el Gobierno de La Rioja reafirma su compromiso con la implantación de un nuevo modelo de gestión pública hacia una administración de buen gobierno, más eficaz y transparente, dando a la vez respuesta a la demanda ciudadana de rendir cuentas.