16 de enero de 2015

El Gobierno de La Rioja ha autorizado hoy un gasto de 461.052,78 euros para el contrato del servicio de gestión y eliminación de los residuos sanitarios especiales (grupo III y IV del Decreto 51/93) de los centros dependientes del Servicio Riojano de Salud (SERIS), para el periodo comprendido entre el 1 de abril de 2015 y el 31 de marzo de 2017, dado que este organismo no dispone de los medios necesarios para realizar todas las actividades que implica una gestión avanzada de residuos.

Forman parte del grupo III de residuos sanitarios especiales, aquellos cuya recogida y eliminación requiere tratamientos específicos para prevenir infecciones y son: residuos infecciosos, anatómicos, sangre y hemoderivados en forma líquida, vacunas, agujas y material punzante y citostáticos (medicamentos de gran carga tóxica). Por su parte, en el grupo IV se encuadran los residuos de normativas singulares que en su gestión están sujetos a requerimientos especiales desde el punto de vista higiénico y medioambiental.

Cabe recordar que el principal objetivo del Servicio Riojano de Salud es la atención a los pacientes, pero también la protección ambiental para evitar que se originen enfermedades derivadas de un inadecuado manejo de residuos que afectaría al personal responsable de estas tareas, al centro hospitalario y a la población en general.

Como es lógico, en un centro sanitario se generan una amplia variedad de residuos y el tratamiento que debe recibir cada uno de ellos es diferente, en función del tipo de contaminación que puede generar. El contrato de gestión de los residuos sanitarios trata de contemplar todos los aspectos implicados para ofrecer una respuesta integral que permita una solución aceptable desde el punto de vista medioambiental. Por ello, el servicio comprende desde la fase de recogida de los residuos hasta el transporte, el tratamiento específico en cada caso y la vigilancia de estas operaciones.

El servicio para la gestión de los residuos sanitarios especiales afecta a todos los centros dependientes del Sistema Riojano de Salud. Como dato indicativo cabe señalar que en 2013 se gestionaron 159.131,50 kilogramos de residuos sanitarios, la mayor parte de ellos de origen biosanitario.