29 de enero de 2016

El Consejo de Gobierno ha autorizado un gasto de 256.526,40 euros para contratar el servicio de gestión de residuos asimilables a urbanos y sanitarios no específicos del Hospital San Pedro, el Hospital de La Rioja y el Centro de Alta Resolución de Procesos Asistenciales (CARPA). El contrato tendrá una duración de 24 meses, a contar desde la fecha de inicio, prevista para el 1 de mayo de este año.

Los residuos sanitarios objeto del presente contrato son aquellos sin riesgo, es decir, asimilables a urbanos y restos clínicos no infecciosos, que por sus características y grado de contaminación no requieren un tratamiento específico ni diferente al que se aplica a los residuos municipales.

En concreto, el contrato afecta a dos grupos: el primero de ellos es el relativo a aquellos residuos no específicos de la actividad propiamente sanitaria: material de oficinas y despachos, cocinas, comedores, talleres, jardinería y residuos procedentes de pacientes no infecciosos; y el segundo engloba aquellos residuos producidos como resultados de la actividad clínica, tales como realización de análisis, curas, intervenciones quirúrgicas y cualquier otra actividad análoga.

Cabe recordar que, en el interior del centro sanitario todos los residuos son una posible fuente de gérmenes que podrían afectar a los pacientes inmunodeprimidos, por lo que su gestión merece especial atención.

Por ello, el SERIS se encarga de minimizar este tipo de residuos y separarlos por grupos, para su posterior envasado. No obstante, una vez concluidos estos trámites es preciso contar con el servicio de un gestor externo debidamente autorizado para que realice la recogida, transporte, tratamiento y eliminación de estos residuos con las debidas garantías.