6 de noviembre de 2015

El Gobierno riojano ha aprobado el proyecto de ejecución de la instalación de la línea aérea, así como su declaración de utilidad pública, que permitirá la evacuación de energía generada por la futura planta de generación eléctrica con biomasa que se ubicará en el municipio de Castañares de Rioja.

Esta línea tendrá 66 kV, 7.580 metros de longitud y 39 apoyos proyectados, y partirá de la subestación de la central de biomasa para finalizar en la Subestación de Transformación de Iberdrola.

La empresa promotora de este proyecto, Eco2 BioRioja, tendrá un año para la puesta en marcha de la instalación de la línea a partir de la ocupación real de las fincas afectadas, prorrogable por un periodo de 6 meses. Junto con la planta de generación eléctrica con biomasa de 40 megavatios, el proyecto total supondrá una inversión de unos 100 millones de euros.

Desde el punto de vista económico, cabe destacar que la planta supondrá un fuerte impulso para la zona, puesto que conllevará la creación de 80 empleos directos y 120 indirectos, según los promotores del proyecto. Además, está previsto que genere una inversión anual en biomasa de unos 10 millones de euros, que repercutiría directamente en los agricultores de la zona.

Por otro lado, desde el punto de vista medioambiental, la energía generada por esta planta evitará la emisión de 250.000 toneladas de CO2.