3 de octubre de 2014

El Gobierno riojano ha aprobado hoy el Decreto por el que se regulan las enseñanzas de la Formación Profesional Básica y se establece el currículo de 13 títulos profesionales básicos en La Rioja. El Decreto se aprueba tras haber obtenido el dictamen favorable del Consejo Escolar de La Rioja y el Consejo de Formación Profesional de La Rioja.

Con la aprobación del Decreto se da carácter de norma a la programación y oferta educativa diseñada por la Consejería de Educación, Cultura y Turismo para esta nueva titulación, que introduce Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y que ya funciona en sustitución de los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI).

En concreto, la oferta de Formación Profesional Básica (FPB) en La Rioja se articula en torno a 13 títulos de 11 familias profesionales impartidos en 25 centros de la comunidad y que en la actualidad cursan 685 alumnos, 71 de ellos con necesidades especiales:

  • Servicios Administrativos.
  • Electricidad y Electrónica.
  • Fabricación y Montaje.
  • Informática y Comunicaciones.
  • Cocina y Restauración.
  • Mantenimiento de vehículos.
  • Agrojardinería y Composiciones Florales.
  • Peluquería y Estética.
  • Servicios Comerciales.
  • Carpintería y Mueble.
  • Arreglo y Reparación de Artículos Textiles y de Piel.
  • Actividades Agropecuarias.
  • Informática de Oficina.

Esta oferta, de carácter gratuito y obligatorio, está destinada a los alumnos de entre 15 y 17 años (a fecha 31 de diciembre del año de inicio del curso) que hayan cursado 3º de ESO o, excepcionalmente, 2º. Los alumnos que finalicen la FPB obtendrán un título profesional básico de validez en todo el territorio nacional, con los mismos efectos laborales que el título de Secundaria y que permite el acceso a los ciclos formativos de grado medio y a las pruebas de evaluación final de la Secundaria para obtener el título de Graduado en ESO.

Los ciclos ofrecen al alumno una formación en dos cursos con 2.000 horas lectivas, que se complementan con 240 horas de Formación en Centros de Trabajo (FCT) al finalizar el segundo año. Además de desarrollar las competencias propias de cada título, los alumnos comprenden la organización y las características del sector productivo correspondiente, así como los mecanismos de inserción profesional; aprenden a trabajar en equipo; se forman en la prevención de conflictos y en la resolución pacífica de los mismos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, con especial atención a la prevención de la violencia de género, y desarrollan una identidad profesional motivadora de futuros aprendizajes y adaptaciones a la evolución de los procesos productivos y al cambio social.

Su implantación este curso escolar ha supuesto un aumento importante tanto de los recursos destinados a la Formación Profesional como del número de profesores que trabajan en ella ya que se han ampliado considerablemente el número de plazas ofertadas respecto a los PCPIs, que el año pasado contaban con 628 plazas.