28 de noviembre de 2014

El Consejo de Gobierno ha dado su visto bueno al decreto por el que se aprueban las normas para la elaboración y evaluación del III Plan de Salud de La Rioja, que se promueve bajo el lema ‘Dar prioridad a las personas’.

El III Plan de Salud se fundamentará en los siguientes principios orientadores:

  • Respeto: El respeto a los derechos y deberes de las personas en relación con la salud como expresión del derecho a la salud y la equidad en su atención.
  • Centralidad: La orientación al paciente y el compromiso con su autonomía.
  • Participación: El fomento de la participación de los ciudadanos y de los profesionales en la formulación de las políticas sanitarias y en el control de su ejecución.
  • Integración y coordinación: La integración funcional y la coordinación de los recursos sanitarios del Sistema Público de Salud de La Rioja, de forma que se garantice la continuidad asistencial a las personas.
  • Calidad: Promover una atención integral, basada en la evidencia científica y orientada a los resultados y a la mejora de la efectividad y eficiencia con el compromiso y la implicación del profesional en la mejora continua del proceso de atención sanitaria, en la seguridad del paciente y la evaluación de resultados.
  • Sostenibilidad: El compromiso ético y social de gestores, profesionales y ciudadanos para la sostenibilidad del Sistema Público de Salud en términos de eficiencia y equilibrio presupuestario.
  • Adaptabilidad e innovación: Establecer iniciativas que permitan detectar las necesidades emergentes y tener capacidad para dar respuesta ágil y flexible a las mismas, bien adaptando o bien innovando las medidas diseñadas.
  • Coordinación entre políticas: A fin de asegurar la eficacia de la política sanitaria se procurará que todos los sectores incluyan la salud y el bienestar como componentes esenciales de sus políticas y sumar así los esfuerzos a fin de influir positivamente en los determinantes de salud.

En el III Plan de Salud se establecerán las líneas estratégicas que permitan realizar la ordenación de la política sanitaria; mejorar la esperanza de vida y la buena salud de las personas; fortalecer el Sistema Público de Salud de La Rioja en equidad, efectividad, eficiencia y calidad; y promover la confianza y mejorar la satisfacción de las personas y de los profesionales.

Para ello, el III Plan de Salud contendrá: la evaluación del II Plan de Salud de La Rioja; el análisis de la situación actual en la comunidad, así como de los recursos disponibles; la identificación de los problemas de salud y su priorización atendiendo, entre otras cosas, a su magnitud y vulnerabilidad; las líneas de intervención para dar respuesta a los problemas detectados, detallando los objetivos y las medidas a adoptar para su consecución; y los sistemas de información que posibiliten la obtención de datos para el seguimiento y evaluación del Plan.

Asimismo, incluirá la identificación de las necesidades de formación de los profesionales a fin de adecuar su actuación profesional al estado del conocimiento y desarrollo científico-técnico de mayor evidencia; la definición de las líneas de investigación que redunden en una mejora de la situación; y las fuentes de financiación.

La duración inicial del plan no será superior a cinco años, si bien su periodo de vigencia, así como la posibilidad de su prórroga, quedará determinada en el propio documento.

De cara a la elaboración y evaluación del III Plan de Salud de La Rioja, el proyecto de decreto acuerda la constitución de los siguientes órganos, en atención a los distintos niveles de dirección, apoyo y asesoramiento:

  1. Consejo de Dirección.
  2. Comité Científico.
  3. Comité Técnico de Redacción.
  4. Comité Técnico de Seguimiento y Evaluación.

Tal y como se recoge en el articulado del decreto, una vez aprobado el III Plan de Salud de La Rioja, todos los servicios, recursos y actuaciones del Sistema Público de Salud de La Rioja quedarán vinculados a su contenido. Las administraciones públicas que actúan en La Rioja deberán considerar el impacto en salud de su intervención en los términos que indique el plan.

Del mismo modo, la Consejería competente en materia de Salud editará y distribuirá el III Plan de Salud en la forma más adecuada para lograr su conocimiento general.