11 de octubre de 2007

El Gobierno de La Rioja ha autorizado en su reunión de hoy la firma de un convenio de colaboración entre el Instituto Riojano de la Juventud (IRJ) y el Ayuntamiento de San Asensio para financiar las obras de construcción de un centro de asociaciones en la citada localidad.

San Asensio no dispone de ningún inmueble donde se fomente la promoción de las asociaciones juveniles, lo que hace necesaria la construcción de un centro que pueda dar respuesta a las necesidades de la juventud desde distintos puntos de vista, tanto sociales como culturales, de ocio y tiempo libre.

El Centro de Asociaciones se ubicará en un antiguo edificio situado en la calle José Iturmendi, número 11, cuya titularidad corresponde a la Cooperativa Agrícola Católica de la localidad y que ha sido cedido al Ayuntamiento para el uso aprobado.

La construcción del Centro de Asociaciones cuenta con un presupuesto de 161.486,09 euros repartidos en dos anualidades. El IRJ aportará el 72% el montante global y, el resto, será financiado por el Ayuntamiento de San Asensio.

De esta forma, el IRJ destinará 116.269,98 euros (43.454,44 euros en 2007 y 72.815,54 euros el próximo año 2008), mientras que la cantidad correspondiente al Ayuntamiento de San Asensio suma 45.216,11 euros, repartida igualmente en dos anualidades.

Con esta actuación, el Gobierno de La Rioja pretende impulsar el desarrollo del medio rural en la zona y ofrecer una alternativa de ocio a la juventud y fomentar el asociacionismo.

Consejería de Servicios Sociales

Servicios Sociales concede 39.000 euros a la entidad María Inmaculada para atender a mujeres inmigrantes

La Consejería de Servicios Sociales concede 39.033 euros a la entidad Religiosas de María Inmaculada de Logroño para que realice un programa dirigido a mujeres inmigrantes en situación de vulnerabilidad social basado en la acogida y la atención social.

La entidad Religiosas de María Inmaculada pretende apoyar el proyecto migratorio de estas mujeres facilitando su integración en la sociedad de acogida. Para ello, las religiosas ponen a su disposición 12 plazas de corta y media estancia en las que atenderán sus necesidades básicas de alojamiento, manutención y de actividades que favorezcan su inserción.

Podrán acogerse al programa las mujeres inmigrantes que cumplan los siguientes requisitos: ser mayores de 18 años, carecer de alojamiento/domicilio, tener autonomía para el desempeño de las actividades de la vida diaria, tener capacidad para convivir y relacionarse y que acepten y cumplan el régimen interno de funcionamiento del programa y de la entidad.

Las mujeres pueden acceder a este programa bien de forma directa, bien a través de la red de dispositivos de urgencia social existentes en la Comunidad o bien por derivación de los Centros de Coordinación de los Servicios Sociales Comunitarios o en su caso por las Unidades de Trabajo Social.

Las condiciones de atención están contempladas en un protocolo de intervención que especifica las normas de funcionamiento y la actuación durante la estancia de la mujer en el programa.