19 de abril de 2000

El Consejo de Gobierno de La Rioja ha aprobado, en su reunión de hoy, el Anteproyecto de Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad Autónoma de La Rioja cuyo objetivo es regular con carácter global el ejercicio y desarrollo de todos los espectáculos públicos y actividades recreativas que se celebren en el ámbito territorial de la Comunidad.

La normativa, que recoge las alegaciones efectuadas por el Consejo Consultivo de La Rioja y el Consejo Económico y Social de La Rioja, ha sido consensuada con todas las asociaciones y entidades representativas del sector de espectáculos públicos, actividades recreativas y hosteleros.

El Anteproyecto que hoy se ha aprobado tiene su origen en el Estatuto de Autonomía de La Rioja, aprobado por la Ley Orgánica 3/1982 de 9 de junio, que en su nueva redacción dada por la Ley Orgánica 2/1999 de 7 de enero, establece que corresponde a la Comunidad Autónoma de La Rioja la competencia exclusiva en materia de espectáculos (art. 8.1.29).

El Anteproyecto de Ley se estructura en seis capítulos, seis disposiciones adicionales, siete disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y dos disposiciones finales.

El Capítulo I, "Disposiciones Generales", determina el ámbito de aplicación del Anteproyecto, que se refiere a "todos los espectáculos públicos y actividades recreativas, que se desarrollen en el territorio de la Comunidad Autónoma de La Rioja, con independencia de que su titularidad sea pública o privada, tengan o no finalidad lucrativa y se realicen de modo habitual o esporádico".

La nueva normativa entiende por Espectáculos públicos "los actos organizados con el fin de congregar al público en general, para presenciar actividades, representaciones o exhibiciones de naturaleza artística, cultural o deportiva" y por Actividades Recreativas "aquellas dirigidas al público en general para su participación con fines de ocio, entretenimiento y diversión".

Este Capítulo menciona también la existencia de un futuro catálogo de espectáculos y actividades recreativas y su posible calificación por edades en aras de una mayor protección de la infancia y juventud.

El Capítulo II, "Licencias y Autorizaciones", contempla las condiciones técnicas que deben reunir los locales y establecimientos, así como la tramitación de la licencia municipal correspondiente. De acuerdo con este apartado, se obligará a los titulares de los establecimientos a suscribir un contrato de seguro que cubra el riesgo de responsabilidad civil por daños a los asistentes al espectáculo o actividad recreativa.

Este capítulo incluye también la posibilidad de conceder licencias excepcionales que permitan la adaptación de edificios de valor histórico-artístico, siempre que se cumplan los requisitos de seguridad exigibles.

El Capítulo III, "Organización y desarrollo de los espectáculos y actividades recreativas", establece los derechos y obligaciones de las empresas, de los artistas y del público.

La regulación del horario se atribuye a la Consejería de Desarrollo Autonómico y Administraciones Públicas. En materia de horario de bares, el Decreto 47/97, de 5 de septiembre, regulador de los horarios de los establecimientos públicos y actividades recreativas en el ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja, permanecerá vigente en tanto en cuanto no se oponga a lo establecido en este Anteproyecto.

El Capítulo IV, "Vigilancia e inspección de los espectáculos públicos y actividades recreativas", regula las facultades inspectoras y de control, así como la adopción de medidas de prohibición y clausura de espectáculos y actividades recreativas, determinando las competencias municipales y autonómicas.

El Capítulo V, "Régimen sancionador", establece que la competencia para sancionar faltas leves y graves corresponderá a los Ayuntamientos, a excepción de las cometidas por infracción del horario de apertura y cierre de los bares, que continuará siendo competencia de la Consejería de Desarrollo Autonómico y Administraciones Públicas. Las faltas muy graves serán siempre competencia de la Consejería.

El Anteproyecto establece las siguientes sanciones:

-Las infracciones leves serán sancionadas con una multa de hasta 100.000 pesetas.

-Las infracciones graves podrán ser sancionadas con una multa de 100.001 pesetas a 5 millones de pesetas y la clausura del local o establecimiento e inhabilitación para organizar espectáculos públicos y actividades recreativas por un periodo máximo de 6 meses.

-Las infracciones muy graves podrán ser sancionadas con una multa que oscile entre los 5 y los 100 millones de pesetas y la clausura del local e inhabilitación para organizar espectáculos públicos y actividades recreativas por un periodo de hasta 3 años.

Por último, el Capítulo VI, "Del Consejo Riojano de Espectáculos Públicos", dispone la creación de este órgano, como instrumento de coordinación, estudio y asesoramiento en la materia, que se constituirá con representación de las administraciones afectadas e intereses empresariales y sociales implicados.