13 de abril de 2012

El consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, ha informado hoy en la reunión del Consejo de Gobierno del estado de tramitación en el que se encuentra el proyecto de la autovía que unirá Haro y Ezcaray.

El Gobierno de La Rioja está trabajando en el diseño de este nuevo trazado que discurrirá sobre el actual corredor de la carretera LR-111, en el valle del Oja, a lo largo de 34 kilómetros entre las localidades de Haro y Ezcaray. Se trata de una infraestructura que desempeñará un papel esencial en las comunicaciones de transporte por carretera en el oeste de La Rioja al unir dos cabeceras de comarca, Haro y Santo Domingo de la Calzada; une dos futuras autovías (A-12 y A-68), conectar dos futuras autovías, A-12 y A-68, y la autopista AP-68 y facilitar el acceso a puntos de especial interés turístico en la comunidad autónoma, caso de Haro, Santo Domingo, Ezcaray y la estación de esquí de Valdezcaray.

En estos momentos se está redactando el estudio informativo, documento que tiene por objeto recopilar todos los datos de este proyecto; analizar las alternativas del trazado más adecuadas y definir las características de la futura autovía. En concreto, se ha completado la primera fase del estudio informativo y en breve se abrirá el procedimiento de consultas ambientales para facilitar información del proyecto a las Consejerías de Agricultura, Ganadería y Medio Natural y Educación Cultura y Turismo, la Demarcación de Carreteras del Estado en La Rioja y los municipios afectados por esta infraestructura.

Una vez completado este trámite, se deberá redactar el estudio de impacto ambiental para posteriormente elegir el itinerario más conveniente y someterlo a exposición pública antes de la aprobación definitiva del estudio informativo. El siguiente trámite será encargar la redacción del proyecto antes de su licitación y posterior adjudicación.

La redacción del estudio informativo corre a cargo de la empresa riojana DH Ingeniería, según el contrato firmado el 14 de abril de 2011, y tiene un plazo de ejecución de quince meses y un presupuesto de 167.092 euros. La construcción de esta autovía supondrá una inversión estimada de 100 millones de euros.