26 de noviembre de 2014

El Tribunal de Cuentas ha publicado en su página web un comunicado en el que ratifica la buena gestión del Gobierno de La Rioja en materia económica y financiera tras valorar "significativos avances en el cumplimiento de las recomendaciones señaladas en informes anteriores sobre la Comunidad, sobre todo en aquellas áreas relativas a la gestión presupuestaria y al cumplimiento de los principios de estabilidad presupuestaria en materia de gestión patrimonial y del inventario general de bienes y derechos de la Comunidad, así como en el desarrollo y avance del proceso de reordenación de su sector público".

El Gobierno de La Rioja considera que de esta forma el Tribunal de Cuentas reconoce, como ya había explicado la consejera de Administración Pública y Hacienda el pasado 17 de noviembre, la buena gestión del Ejecutivo riojano a través de las conclusiones y recomendaciones que ha formulado en el informe.

De esta forma, textualmente la nota de prensa que puede consultarse en la siguiente dirección: http://www.tcu.es/tribunal-de-cuentas/es/sala-de-prensa/news/EL-PLENO-DEL-TRIBUNAL-DE-CUENTAS-APRUEBA-EL-INFORME-ANUAL-DE- FISCALIZACION-DE-LA-COMUNIDAD-AUTONOMA-DE-LA-RIOJA-EJERCICIO-2012/ dice "la Comunidad Autónoma de La Rioja ha cumplido el objetivo de estabilidad presupuestaria establecido para el ejercicio 2012, cifrado en un déficit del -1,5% de su PIB regional, al haberse registrado un déficit del -1,06% del PIB regional en dicho año. Asimismo, reconoce que La Rioja "ha cumplido los compromisos de endeudamiento establecidos en los Acuerdos del Consejo de Política Fiscal y Financiera y del Consejo de Ministros para 2012, al no haberse superado el límite del 13,02% sobre el PIB".

Por otro lado, señala el importante proceso de reordenación y reestructuración del Sector Público, que ha supuesto la extinción de seis entidades y la suspensión de otra, con unas estimaciones iniciales de ahorro de 20 millones de euros para 2012 y 28 millones de euros para 2013 y unos costes asociados a la reordenación de 0,17 millones de euros.

Finalmente, el documento señala una serie de recomendaciones, todas ellas atendidas por el Gobierno de La Rioja, y que forma parte de la actividad normal de este órgano, ya que el informe anual de fiscalización es una actuación ordinaria y necesaria que tiene como función el control de las cuentas y de la gestión económica ya que todas las comunidades están obligadas a rendir cuentas ante órganos externos de fiscalización.