11 de noviembre de 2014

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, y el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, visitan las obras de construcción del Palacio de Justicia.

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, y el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, han señalado hoy, tras visitar las obras de construcción del Palacio de Justicia, que el nuevo edificio "responde plenamente a las necesidades presentes y futuras de la justicia riojana y mejorará notablemente las condiciones en las que trabaja el personal, lo que redundará también en la atención a los riojanos".

El jefe del Ejecutivo regional ha recordado que el Palacio de Justicia es una de las inversiones más importantes para 2015, con 13.876.794 euros, de los cuales 11.821.744 euros están destinados a la finalización de la obra y 2.055.050 euros a la licitación del contrato de mobiliario y sistema de archivos de gestión, territorial y piezas de convicción.

Pedro Sanz ha reiterado que la construcción del Palacio "se está llevando a cabo de acuerdo con los plazos previstos y concluirá en 2015, como nos habíamos comprometido, y supone, además, crear un nuevo espacio público para los logroñeses, como ya se puede apreciar dado que las calles laterales se encuentran muy avanzadas y han comenzado los trabajos de urbanización de la nueva plaza pública".

Del mismo modo, y en referencia al estado actual de las obras, Pedro Sanz ha señalado que prácticamente han terminado los trabajos de cerramiento exterior de fachadas y, en el interior, está concluyendo la ejecución de las separaciones de espacios con mamparas de vidrio y en breve se iniciará la colocación del solado y el cierre de los falsos techos. También se está terminando de instalar el cableado de electricidad y telecomunicaciones, así como el trazado de la fontanería y protección ante el riesgo de un incendio, y se están construyendo las salas de máquinas.

En cuanto al cuerpo central del antiguo Hospital Militar, edificio que se conserva, las obras han llevado un desarrollo más lento por la necesidad de consolidar los muros perimetrales que conformarán el vestíbulo principal, pero la actuación ya está concluyendo, y en breve se iniciará la ejecución de su cubierta. También han comenzado ya en este edificio los trabajos de instalación de electricidad, fontanería, etcétera.

En este sentido, Pedro Sanz ha recordado que el Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento de Logroño firmaron un convenio para licitar conjuntamente las obra de construcción del nuevo Palacio de Justicia y la urbanización de las calles adyacentes con el objetivo de "garantizar una gestión más coordinada y eficaz de las obras y evitar la repetición innecesaria de una ejecución separada y sucesiva de actuaciones".

Las obras de construcción del Palacio de Justicia se adjudicaron, junto con la urbanización del entorno, a la UTE integrada por las empresas riojanas Obra Civil Euroservicios y Aransa Construcciones y la firma Sacyr Construcción, con un presupuesto de 25.334.265,74 euros (IVA incluido), y están programadas para no interferir con las del aparcamiento para agilizar su ejecución. Esta adjudicación conlleva, además, los gastos de mantenimiento del Palacio de Justicia durante los tres primeros años, con el consiguiente ahorro económico y, la dirección de la obra se realiza con personal propio, lo que supone un ahorro de más de un millón de euros.

A estas obras se unen las del aparcamiento subterráneo. Para ello, el subsuelo fue enajenado a la firma riojana CEOSA para su construcción y posterior explotación por 272.580 euros (sin IVA), cantidad ingresada por el Ayuntamiento. Este estacionamiento dispondrá de 180 plazas, todas en una única planta, de las cuales el 60% será en propiedad y el resto, en régimen de rotación.

Un edifico y un nuevo espacio público

La construcción del nuevo Palacio de Justicia de La Rioja y la reurbanización del entorno suponen una actuación integral que contribuirá a revalorizar la zona oeste de Logroño. La parcela sobre la que se está actuando tiene una superficie de 19.900 metros cuadrados, de los que 10.000 se destinarán al Palacio de Justicia (serán más de 29.000 metros cuadrados construidos) y el resto se liberará para crear hacia el sur una gran plaza de cerca de 5.500 metros cuadrados, bajo la cual se construirá un aparcamiento.

El proyecto, redactado por el estudio Pesquera Ulargui, plantea la construcción de un edificio funcional y la conservación de un importante elemento patrimonial: el cuerpo central del antiguo Hospital Militar, que data de 1910 y tiene una orden III de protección.

En cuanto a la urbanización del entorno, engloba tres partes: el terreno sobre el que se edificará el Palacio, la parcela destinada a viales y zonas verdes para uso y dominio público, y las calles adyacentes que han quedado incluidas en el proyecto global: las calles Viveros y Santa Justa, la acera sur de Marqués de Murrieta y la calle Fausto D’elhúyar hasta su conexión con Pérez Galdós. El Ayuntamiento asume el coste derivado de los trabajos correspondientes a las mencionadas calles, en total 926.368 euros.