2 de abril de 2014

El dictamen defendido hoy por el presidente del Gobierno riojano y aprobado por el pleno del CdR reclama que se impulse la promoción e información dentro de la UE

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha asegurado hoy que "la política de promoción es imprescindible para que los productos europeos puedan competir en un mercado cada vez más globalizado" durante su intervención en la defensa ante el pleno del Comité de las Regiones del dictamen ‘Promoción de productos agrarios en el mercado interior y en terceros países’. El dictamen, que ha sido aprobado, recoge la opinión del Parlamento Europeo y las propuestas remitidas por la Asamblea de Regiones Europeas de Productos con Denominación de Origen (AREPO).

Pedro Sanz, que ya defendió este dictamen ante la Comisión NAT del Comité de las Regiones el pasado mes de febrero, ha destacado los frutos obtenidos de este trabajo conjunto entre el CdR y el Parlamento Europeo para lograr una política de promoción ambiciosa. En este sentido, ha explicado que ayer el Trílogo (Parlamento Europeo, Consejo y Comisión Europea) acordó incrementar del 50% actual a entre un 70% y un 80% la cofinanciación de las actividades de promoción agroalimentaria en función de los productos y de si se trata de campañas destinadas a un solo país o a varios. Además la cofinanciación alcanzará el 85% del gasto en caso de crisis.

Del mismo modo, el presidente del Ejecutivo riojano ha subrayado que la propuesta realizada ayer por el Trílogo reflejaba el dictamen que él defendía hoy respecto a la inclusión del vino con indicación geográfica protegida como producto elegible y, por lo tanto, con derecho a financiación de sus campañas de promoción tanto en el mercado interior como en terceros países. En relación con el vino europeo de calidad, Pedro Sanz ha defendido en repetidas ocasiones que debe recibir el mismo tratamiento en la política de información y promoción de la Unión Europea que otros productos agrarios porque "es un producto íntimamente ligado al medio rural, que genera riqueza y refleja la diversidad, la tradición y la historia de las regiones productoras".

El presiente del Ejecutivo riojano ha expresado su confianza en que la Comisión Europea mejorá su ‘Reglamento de información y promoción de los productos agrarios en la Unión Europea y en terceros países’ con las recomendaciones recogidas en este dictamen, entre las que ha destacado también "la necesidad de aumentar la participación de los Estados miembro, y de las regiones europeas, en la elección de los programas de promoción y en la financiación de las acciones de información y promoción en el mercado interior".

En este sentido, el presidente del Ejecutivo riojano ha indicado que el programa de trabajo de promoción debe corresponder a los Estados miembro y permitir que anualmente se realicen ajustes porque "la política de promoción, además de ambiciosa, debe ser ágil, flexible y utilizar las herramientas de marketing, publicidad y comunicación que sean más eficaces en función de cada producto y del mercado al que se dirige". Del mismo modo, ha hecho hincapié en el negativo efecto que tendría la supresión total de la cofinanciación por parte de los Estados miembro, dado que "podría llegar a reducir el número de propuestas de programas de promoción procedentes de los distintos países".

Asimismo, ha destacado la importancia de impulsar la promoción, y no sólo la información, de productos agrarios en el mercado interior, "mediante políticas que den a conocer los sistemas de calidad reconocidos que aportan valor añadido frente a los productos de terceros países y también la diversidad de las producciones locales y su vinculación social, cultural e histórica con el consumidor del territorio o región donde se producen".

El objetivo de estas propuestas, ha subrayado Pedro Sanz, "es incrementar las ventas de los productos agrícolas y alimentarios originarios de la Unión Europea, incidiendo en los elevados estándares de producción que deben cumplir los productos europeos, asegurando la seguridad alimentaria y la protección medioambiental". Todo ello, ha insistido, porque "el sector agrario es fundamental para el desarrollo de las economías locales y regionales y la promoción, tanto en el mercado interior como en terceros países, es fundamental para consolidar su actividad".