19 de marzo de 2014

El presidente de la Comunidad de la Rioja, Pedro Sanz, asiste al sorteo de lotes de novillas en Pazuengos.

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha reconocido hoy el gran esfuerzo que vienen realizando los ganaderos riojanos en los últimos años en la mejora de sus explotaciones y que ha contribuido a que "el estado sanitario de la cabaña ganadera riojana sea excelente", con motivo del tradicional sorteo de novillas que se ha celebrado en el albergue de la explotación agropecuaria que posee la Comunidad Autónoma en Pazuengos.

La actividad ganadera es, además, "una actividad fundamental para mantener la población de la mayoría de los municipios de la sierra", ha afirmado Pedro Sanz, quien ha asegurado que se mantendrá el compromiso por parte de los Gobierno de La Rioja y España "para garantizar su continuidad".

En este sentido, el presidente ha recordado que la nueva reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) destinará 490 millones de euros al año durante el periodo 2014-2020 para apoyar a los sectores ganaderos más vulnerables con el fin de "frenar el abandono de la actividad y la pérdida de censos, además de para hacer frente a situaciones como el encarecimiento de las materias primas para la alimentación animal".

Además de las ayudas vinculadas al Programa de Desarrollo Rural, el Gobierno de La Rioja convocará próximamente las ayudas destinadas a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera para lo que se ha reservado este año un presupuesto de 300.000 euros. "Hasta hace dos años, era una línea de apoyo cofinanciada por el Ministerio, pero se ha eliminado y somos una de las pocas comunidades autónomas que han optado por mantenerla con fondos propios", ha destacado Pedro Sanz.

El presidente del Ejecutivo regional ha participado hoy, junto al consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y a la directora general de Investigación y Desarrollo Rural, María Martín, a una jornada de encuentro con los ganaderos que acuden al sorteo de lotes de novillas. En concreto, este año se ofertaban dos lotes de raza Avileña-Negra Ibérica y siete de Cruce Pardo Alpina.

Más de 50 ganaderos de vacuno inscritos en el Registro de Explotaciones Ganaderas de La Rioja han participado en el sorteo de los lotes compuesto por cinco animales hembras con edades comprendidas entre los 12 y 24 meses. Todas las reses se han criado, en régimen extensivo, en la explotación del Gobierno riojano.