22 de diciembre de 2015

Convenio trabajadores afectados por el amianto

La consejera de Salud, María Martín, y la directora general del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), María Eugenia Martin, han firmado un convenio de colaboración para realizar actuaciones de evaluación y seguimiento a los trabajadores con patologías por exposición al amianto. En la firma del acuerdo ha estado presente la directora provincial del INSS, Purificación Varona.

El acuerdo firmado hoy alcanza a los trabajadores que han estado expuestos a fibras de amianto a lo largo de su vida laboral y han sido diagnosticados de patología relacionada con dicha exposición.

Las actuaciones contempladas en este acuerdo permitirán evaluar, con criterios facultativos homogéneos, el menoscabo funcional y la contingencia profesional que presenta el trabajador afectado de patologías secundarias a la manipulación o exposición ambiental al amianto, para que una posible situación de incapacidad temporal o/y permanente y, en su caso, del grado correspondiente de incapacidad, se lleve a cabo con todos los antecedentes y elementos de juicio necesarios.

El protocolo anexo al convenio establece los datos mínimos necesarios para valorar la incapacidad laboral de la patología relacionada con la exposición a las fibras de amianto, que se aplicarán a todos los procedimientos de evaluación y calificación de la situación de incapacidad temporal o permanente, a efectos de las prestaciones de la seguridad social que se inicien en La Rioja respecto a estos trabajadores.

Asimismo, el acuerdo establece la creación de un grupo de trabajo, integrado paritariamente por expertos de la Consejería de Salud y del INSS, que se encargará de coordinar el seguimiento de los trabajadores expuestos a amianto, intercambiar información que permita mantener las bases de datos, y revisar la tipología de pruebas diagnósticas necesarias y los informes de especialistas.

También se creará una comisión de seguimiento, formada por tres representantes de Salud y por tres del INSS, que ejercerá la coordinación, el impulso y la supervisión de las labores del grupo de trabajo, además de comprobar el cumplimiento de la cláusula sobre procedimiento.

En 2002, año en el que se prohibió la utilización de esta sustancia mineral, el Grupo de Trabajo de Salud Laboral de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud elaboró una propuesta de actuaciones para vigilar la salud de los trabajadores que habían estado expuestos al amianto y un registro que incluía 164 trabajadores de 19 empresas, que eran jubilados, en activo o desempleado.

También se establecieron los procedimientos de acceso a los exámenes de salud post-ocupacionales por exposición al amianto y se llevaron a cabo exámenes de salud post-ocupacionales iniciales por exposición al amianto (72 reconocimientos médicos a los trabajadores que finalmente acudieron al programa). Las enfermedades detectadas fueron: Neoplasia pulmonar (1 caso); Mesotelioma pleural (2 casos); Placas pleurales (8 casos); Derrames pleurales (1 caso) y Asbestosis (1 caso).

En cuanto a la vigilancia de la salud de los trabajadores que están en activo en empresas registradas en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo de Amianto), es responsabilidad del empresario, a través del servicio de prevención que tenga concertado. El resultado del reconocimiento realizado al trabajador, según un protocolo específico, debe enviarse a la Dirección General de Salud Pública y Consumo anualmente. Hasta la fecha, se han recibido 252 fichas de otros tantos reconocimientos médicos.

El amianto

El amianto es una sustancia mineral natural, silicato de cal, alúmina y hierro, que se presenta en fibras blancas flexibles.

Por sus propiedades (no se disuelve en agua ni se evapora, es resistente al calor, al fuego y a la degradación química o biológica), el amianto ha sido utilizado en gran variedad de industrias durante el siglo pasado. En España, desde 2002 está prohibida su utilización en cualquiera de sus formas y para cualquier aplicación.

La patología derivada de la exposición al amianto está recogida en el Real Decreto 1299/2006, que aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de Seguridad Social y establece criterios para su notificación y registros. Las enfermedades son la asbestosis, afecciones fibrosantes de la pleura y pericardio, la neoplasia maligna de bronquio y pulmón, el mesotelioma pleural y la mesotelioma peritoneal.