24 de octubre de 2013

El director general de Agricultura y Ganadería, Igor Fonseca, ha presentado un balance sobre la aplicación de la medida de reconversión y reestructuración del viñedo en La Rioja entre 2001 y 2013.

Los viticultores riojanos recibirán este año ayudas por valor de casi 7 millones de euros para financiar parte de la inversión necesaria para modernizar 1.147 hectáreas de viñedo. Esto significa que el Gobierno de La Rioja "ha captado algo más de un 25% de fondos de la asignación inicial que le correspondía a la comunidad autónoma en la aplicación de las medidas de reestructuración y reconversión de viñedo", según ha destacado hoy el director general de Agricultura y Ganadería, Igor Fonseca.

Las ayudas tramitadas en el actual ejercicio, que se cerró el pasado 15 de octubre, suponen, además, "la mayor cantidad de fondos ejecutada desde el año 2001, que fue cuando se puso en marcha esta medida de apoyo al sector en el marco de la OCM del Vino". En este sentido, Fonseca ha valorado la exitosa gestión llevada a cabo por parte de los técnicos de la Consejería de Agricultura, unido al interés del sector vitivinícola riojano, y a la colaboración de las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPAS), a través de las cuales se presentan los planes.

Estos casi 7 millones de euros ejecutados en La Rioja, de los cuales 6,7 millones han sido para reestructuración del viñedo, representan el 4,2% de los fondos recibidos por España a través del Fondo Europeo Agrario de Garantía (FEAGA), que han ascendido a 163,7 millones de euros.

En relación a este importe, Igor Fonseca ha explicado que 1,4 millones de euros han llegado a La Rioja por la falta de ejecución de los fondos asignados a otras comunidades autónomas o proceden de otras medidas como destilación de subproductos, inversiones o promoción del vino en terceros países.

Para Igor Fonseca, los nuevos criterios de reparto de fondos aplicados por el actual Ministerio de Agricultura han permitido incrementar un 64% los fondos para reestructuración y reconversión que ha recibido La Rioja en los dos últimos ejercicios y, por tanto, han respondido de forma más adecuada a las necesidades del sector. "La Rioja y otras comunidades autónomas defendíamos criterios de reparto basados en cuestiones objetivas y transparentes como la superficie de viñedo o la calidad y así lo entendió también el actual Gobierno popular". Por el contrario, la posición mantenida por el anterior Ejecutivo socialista "ha ocasionado a los viticultores riojanos una pérdida de fondos de unos 8 millones de euros", ha lamentado el director general.

Más de 52,7 millones en 12 años

Desde 2001, un total de 4.357 viticultores riojanos han recibido 52,7 millones de euros que han permitido reestructurar y reconvertir 9.332 ha, que suponen un 22% de la supeficie de viñedo que existe actualmente en la comunidad autónoma. Así, durante este periodo, La Rioja se ha beneficiado de un 2,8% de los fondos que han facilitado la modernización de un 3% de la superficie total en España.

El objetivo de esta medida es contribuir a la renovación de las plantaciones de viñedo mediante la sustitución de las plantaciones antiguas por otras nuevas en las que se incorpora algún tipo de mejora como el marco de plantación, el tipo de conducción, la sustitución de la variedad por otra más adaptada a la zona de producción o la mejora de condiciones del suelo. La ayuda concedida supone la mitad del coste de la inversión que realiza el agricultor.