26 de enero de 2016

La Comunidad Autónoma de La Rioja ha registrado hasta noviembre de 2015 un déficit del -0,97% del PIB regional, tres décimas por debajo del registrado por el conjunto de las comunidades autónomas, que ha sido del -1,31% del PIB.

El dato de déficit hasta noviembre de la Comunidad de La Rioja se desvía más de dos décimas por encima del objetivo establecido en el Consejo de Política Fiscal y Financiera para 2015, que es del -0,7% para el conjunto de las comunidades autónomas.

Las razones de esta ligera desviación se deben fundamentalmente a decisiones coyunturales que el Gobierno de La Rioja ha adoptado siendo consciente de que no hay que renunciar a un gasto público social por cumplir escrupulosamente con el objetivo de déficit.

Por este motivo, en este último trimestre, el Gobierno de La Rioja ha priorizado el gasto en farmacia hospitalaria (tratamientos hepatits C), la implantación de la LOMCE y los ciclos educativos, y ha tomado la decisión de adelantar a los empleados públicos el pago de una parte de la paga extra suspendida en 2012.

No obstante, el Gobierno de La Rioja continúa trabajando para alcanzar la senda de la estabilidad y mantiene su decidida apuesta por la consolidación fiscal como camino inexcusable para garantizar la sostenibilidad de los servicios públicos básicos.

En este sentido, el Ejecutivo regional ha demostrado en estos años su firme compromiso con la estabilidad presupuestaria sin necesidad de mermar la calidad de los servicios públicos esenciales (sanidad, educación y servicios sociales), ni subir los impuestos. De hecho, La Rioja ha reducido el nivel de déficit de sus cuentas públicas en los últimos ejercicios presupuestarios.

Por este motivo, continuará trabajando para garantizar la senda de la estabilidad presupuestaria como el único camino para consolidar la recuperación económica y la generación de empleo.