31 de julio de 2014

La consejera de Administración Pública y Hacienda, Concepción Arruga, ha analizado las principales conclusiones del Consejo de Política Fiscal y Financiera que se ha celebrado esta tarde en Madrid, en el que la consejera del Gobierno riojano ha sido nombrada vicepresidenta de este órgano para el próximo año.

Concepción Arruga, que ha sido elegida por unanimidad por todos los consejeros de Hacienda de las distintas CCAA, ha agradecido la confianza depositada y ha afirmado que "asume el reto con responsabilidad y con la voluntad de continuar trabajando y trasladando la experiencia del Gobierno de La Rioja para lograr la ansiada consolidación fiscal y apuntalar la recuperación económica".

Para La Rioja, el principal orden del día de la reunión fueron las nuevas propuestas de objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública para cada una de las CCAA que presentó el Ministerio de Hacienda para el ejercicio 2014 así como para el periodo 2015-2017. En este sentido, Concepción Arruga ha asegurado que "pese a que los nuevos objetivos de estabilidad son cada vez más exigentes, la recuperación económica garantizará que se cumplan en La Rioja sin necesidad de adoptar nuevas medidas ni supondrán mayores esfuerzos, más allá de la cultura de eficiencia que se ha implantado en la administración riojana".

La propuesta de objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para La Rioja en 2014 se mantienen en el -1% del PIB y un límite de deuda del 15,8% del PIB, mientras que los objetivos señalados para el trienio 2015-2017 contemplan para La Rioja un déficit del -0,7% en 2015, del -0,3% en 2016 y del 0,0% en 2017.

Concepción Arruga ha recordado que "la gestión que está desarrollando el Ejecutivo regional para contribuir a la estabilidad presupuestaria es intachable, tal y como se pudo evidenciar en el anterior Consejo de Política Fiscal y Financiera, en que se puso de manifiesto que La Rioja cumplió en 2013 con el objetivo de déficit, al cerrar el año con un -1,04%, casi tres décimas por debajo del objetivo medio fijado para el conjunto de comunidades autónomas, que fue del 1,3 %".

Estos datos, unidos a las cifras de deuda pública del primer trimestre de 2014, que sitúan a La Rioja como la quinta Comunidad con menor deuda sobre el PIB, "reflejan la gestión responsable que está desarrollando el Gobierno de La Rioja y son nuestra mejor imagen de solvencia, de credibilidad, y de compromiso con la senda de consolidación fiscal", ha añadido.

Por este motivo, Arruga ha subrayado que la posición del Ejecutivo, una vez que La Rioja ha cumplido con los objetivos de estabilidad y ha acreditado la solvencia de sus cuentas públicas, es continuar con su hoja de ruta manteniendo la calidad de los servicios públicos y sin subir la presión fiscal a los riojanos. Además, ha indicado, a partir de ahora, "el esfuerzo del Gobierno de La Rioja irá encaminado a mejorar la actividad económica, crear empleo y continuar reduciendo el plazo de pago a proveedores".

A ello, ha explicado, ayudará el anuncio que ha realizado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas quien ha trasladado a las CCAA un nuevo aplazamiento de la devolución del saldo pendiente de las liquidaciones negativas correspondientes a 2008 y 2009 que las regiones deben devolver al Estado "por el error de cálculo del Gobierno socialista" y que en el caso de La Rioja ascendieron a 250 millones de euros.

Por otro lado, el Ministerio ha trasladado nuevas medidas financieras adoptadas en favor de las Comunidades Autónomas que en el caso de La Rioja, al no haberse acogido al FLA, se concretarán tras mantener distintas reuniones bilaterales pero que pasarán porque trasladar los mismos beneficios de ahorro financiero del que ahora mismo se están beneficiando aquellas regiones que se han acogido a los mecanismos extraordinarios de financiación.

Informe en materia de racionalización del sector públicoAdemás, en el transcurso de la reunión, Cristóbal Montoro informó a las comunidades autónomas de una serie de medidas en materia de reordenación y racionalización del sector público y de control, eficiencia y reducción del gasto público.

Concepción Arruga ha explicado que se tratan de medidas voluntarias, que en el caso de La Rioja no será necesario aplicar ya que "la mayoría de ellas coinciden con la política que el Gobierno de La Rioja está desarrollando para lograr una administración del siglo XXI, más eficaz, eficiente y que preste un mejor servicio al ciudadano".

En este sentido, Concepción Arruga ha recordado que La Rioja lidera la implantación en la Administración de las medidas CORA principalmente en las áreas dedicadas a la eliminación de duplicidades, simplificación administrativa y la implantación de la Administración Electrónica.

Sin embargo, ha subrayado que el propósito "es seguir avanzando en esta materia y por eso próximamente el Parlamento riojano dará luz verde a la nueva Ley de Administración Electrónica y Simplificación Administrativa, que introduce una serie de medidas para regular el impulso y desarrollo de los servicios electrónicos en la relación de la Administración con los ciudadanos y aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías de la comunicación (TICs) para simplificar trámites administrativos".

Y finalmente, el Ministerio informó sobre el Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia (Plan CRECE).