4 de enero de 2005

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, se suma a la petición formulada por el Gobierno de Navarra, a través de su Presidente, Miguel Sanz, de convocar de forma inmediata una Conferencia de Presidentes para abordar el Plan Ibarretxe, considerado por el jefe del Ejecutivo riojano como un ataque frontal al sistema democrático y a la Constitución.

Pedro Sanz estima que, tal y como el propio Presidente José Luis Rodríguez Zapatero reconoció, la Conferencia de Presidentes es el foro adecuado para debatir los distintos asuntos que afectan a las Comunidades Autónomas, que puede ser convocada a petición de los Presidentes autonómicos cuando las circunstancias así lo aconsejen o el asunto afecte al interés general. Por lo tanto, el Plan Ibarretxe, que es una amenaza clara para la soberanía de los españoles, y también para La Rioja, debe ser abordado en esta instancia de forma urgente.

En La Rioja entendemos que no podemos, ni debemos, permanecer pasivos. Por lo tanto, La Rioja, como el resto de Comunidades que formamos parte del Estado y que apoyamos rotundamente la Constitución, no estará al margen de este debate ni de las consecuencias que el Plan Ibarretxe supondría para nuestro país. Así, a través de la Conferencia de Presidentes, contribuiremos a fijar el criterio del Presidente del Gobierno de España.

El Presidente del Gobierno de La Rioja considera que, en un asunto tan grave como éste, es preciso ofrecer muestras de unidad política y de firmeza desde las Comunidades Autónomas para evitar que este asalto a la España Constitucional salga adelante, vulnerando los principios básicos del Estado de Derecho sobre los que se asienta nuestra Carta Magna, marco de convivencia, de paz y de estabilidad de los españoles durante estos últimos 25 años.

Por todo ello, el Presidente del Gobierno de La Rioja insta a que el Presidente del Gobierno de la Nación acceda a la petición y convoque urgentemente la Conferencia de Presidentes.