1 de julio de 2014

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, recibe a los 38 niños saharauis que participan en el programa Vacaciones en Paz.

El salón de usos múltiples del Gobierno de La Rioja se ha llenado esta mañana de alegría y esperanza durante la recepción que ha mantenido el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, con los 38 niños saharuis que participan en el programa Vacaciones en Paz, impulsado por la Asociación de Amigos de la República Árabe Saharaui (RASD) y que cuenta con la colaboración del Gobierno de La Rioja.

En este acto, Pedro Sanz, además de dar la bienvenida a los menores, ha agradecido "el esfuerzo y la solidaridad" de las familias riojanas que acogen durante los próximos dos meses a estos niños "para contribuir a cambiar sus complicadas condiciones de vida". Este año participan en el programa 16 niñas y 22 niños que pasarán el verano junto a sus familias de acogida de 19 localidades (Logroño, Lardero, Ribafrecha, Alfaro, Calahorra, Villamediana, Albelda, Autol o Haro).

Asimismo, ha destacado que con programas como ‘Vacaciones en Paz’ se pretende "colaborar en la mejora de la calidad de vida de estos niños y sensibilizar a las familias de acogida sobre la realidad del pueblo saharaui, estableciendo lazos y compromisos solidarios".

Vacaciones en Paz

Este programa consiste en la acogida temporal por parte de familias riojanas de niños de entre 7 a 12 años procedentes de los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia). Desde 2001 el Ejecutivo riojano ha destinado a este programa 67.905 euros, lo que ha permitido acoger cada año una media de 47 niños.

El programa tiene tres objetivos: prestar asistencia sanitaria a los niños (se someten a revisiones médicas y se atienden sus enfermedades); alejarles de la difícil situación que viven en África y ofrecerles una estancia agradable en La Rioja y, por último, sensibilizar a las familias de acogida sobre la realidad del pueblo saharaui.

Los niños pasan un reconocimiento médico con el pediatra en el centro de salud que corresponde a su familia de acogida. El informe se envía posteriormente a los campamentos para que puedan seguir los tratamientos adecuados. Asimismo, los pequeños también son atendidos por oftalmólogos y odontólogos.

Además, durante su estancia tienen la oportunidad de participar en un programa lúdico de actividades de encuentro y tiempo libre en distintos municipios riojanos. Asimismo, les ayudan a perfeccionar el castellano, segunda lengua oficial, y contribuye a reivindicar el derecho del pueblo saharaui a recuperar la tierra que históricamente les pertenece.

Cooperación al desarrollo en el Sáhara

El Gobierno de La Rioja, según ha recordado Pedro Sanz, ha apoyado la puesta en marcha de 36 proyectos de cooperación al desarrollo llevados a cabo por ONG’s riojanas en el suroeste de Argelia desde 1996. En total, se trata de una inversión de 1,3 millones de euros, lo que supone un 3,23% del total de la cooperación riojana.

Asimismo, la ayuda riojana ha servido para comprar un camión cisterna para abastecer de agua a la población, cinco ambulancias y dos lavadoras industriales para mejorar las condiciones higiénicas de un internado que alberga a 6.000 niños. También se han construido tres escuelas de enseñanza primaria y se ha financiado un proyecto para formar a mujeres e insertarlas en el mercado laboral.

En la actualidad se encuentra en fase de construcción un centro de preescolar para 250 niños en la Dira de Bucraa, perteneciente a la Wilaya de Aiun en los campos de refugiados sahararuis.

Las actuaciones se han gestionado a través de las siguientes ONG’s: Amigos de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), 23 proyectos de desarrollo y ayuda humanitaria; Asociación Rioja Baja Solidaria, 7 proyectos educativos; Solidaridad Jarrera con el Pueblo Saharaui, 3: uno sanitario y dos educativos; Medicus Mundi, 1 proyecto educativo; y Cruz Roja, 1 proyecto de formación profesional.