18 de marzo de 2015

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, firma el convenio para financiar la obras de rehabilitación del muro de contención del antiguo convento de San Francisco en Calahorra.

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha firmado esta mañana junto con el alcalde de Calahorra, Luis Martínez-Portillo, el convenio para la restauración del muro de contención del antiguo convento de San Francisco donde actualmente se ubica el albergue de peregrinos y el Museo de la Verdura. Como ha señalado, esta actuación "permitirá, por un lado, revitalizar el casco antiguo de la ciudad, así como garantizar la conservación estructural del muro, frenando el deterioro del muro y otorgando la estabilidad necesaria a este ejemplo del patrimonio histórico calagurritano".

Como ha explicado el presidente, el acuerdo busca coordinar las obras previstas en este enclave de la ciudad, que contemplan tanto la rehabilitación del muro, como el acondicionamiento de su entorno, "para establecer un proyecto de actuación común y coordinado técnica y económicamente, ya que las actuaciones previstas son competencia de ambas administraciones". Por este motivo, el convenio contempla la constitución de una comisión de seguimiento integrada por un representante de la CAR, otro del Ayuntamiento y la Dirección Facultativa de las obras.

En este sentido, ha detallado, que la Comunidad Autónoma contratará la redacción del proyecto y licitará, conjuntamente con las obras de consolidación del muro de contención del antiguo convento, la ejecución de obras de urbanización del Sequeral de San Francisco y de la Plaza de Don Ricardo Díaz Palacio, donde el Ayuntamiento también quiere actuar.

En concreto, el Ayuntamiento actuará en toda la zona adyacente al muro, que afectará al espacio comprendido entre la plaza de Don Ricardo Díaz Palacio y su enlace con la calle del Horno con objeto de conseguir un entorno más adecuado y acorde con el valor arqueológico de la zona.

De esta forma, ambas administraciones colaborarán en la financiación de las actuaciones previstas, asumiendo cada parte el coste de las obras a ejecutar según sus competencias. En este sentido, la previsión de inversión de la CAR es de más de 250.000 euros, mientras que el Ayuntamiento ha calculado un presupuesto de 150.000 euros.

El antiguo Convento de San Francisco, ha detallado Sanz, "es un edificio de gran singularidad tanto por su ubicación como por su valor arquitectónico, ya que se sitúa en la parte más alta del Casco Antiguo de la ciudad, en la zona que pudo ser la acrópolis y el castillo de Calahorra".

Este edificio, propiedad del Gobierno de La Rioja, descansa sobre un terreno formado por terrazas de distintos niveles, sujetos por un muro de contención de distinta antigüedad según la zona, y que está catalogado como yacimiento arqueológico con grado de protección I (protección integral), lo cual exige unas obligaciones de conservación de elevada entidad. La intervención afecta tanto a la estructura del muro, como a su aspecto exterior.

Para determinar el alcance de la actuación se ha elaborado durante este año estudios topográficos, geotécnicos y un informe sobre patologías que han descubierto el importante estado de deterioro que sufre el muro, dada su antigüedad y configuración, que requieren su consolidación. En concreto se han detectado fisuras, deformaciones, roturas y manchas.