17 de noviembre de 2013

Pedro Sanz con los premiados

El presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz, ha resaltado hoy "la apuesta que se hizo en esta tierra por un cultivo casi desconocido como era el champiñón hace 80 años y que, sin embargo, ha permitido forjar un sector de referencia no sólo en España sino también en Europa".

"Es un ejemplo que debe ser tenido en especial consideración, un modelo de emprendimiento, de saber agruparse para hacer frente a los nuevos retos y de crear una actividad económica con perspectivas de futuro", ha subrayado en la conmemoración del 25 aniversario de la Asociación Profesional de Cultivadores de Champiñón de La Rioja, Navarra y Aragón (ASOCHAMP) y en el homenaje que se ha rendido a las personas por su aportación al desarrollo de este cultivo y del sector agrario.

Este homenaje ha consistido en la entrega de una placa conmemorativa a 27 personas en reconocimiento de su trabajo y dedicación al cultivo del champiñón. Además, Honorio Royo (Pradejón), Ángel López (Pradejón), José Cuevas (Autol) y la familia Rioja (Logroño) han recibido la distinción del ‘Champiñón de Oro’ por su especial contribución en este ámbito.

El presidente del Ejecutivo riojano ha felicitado "a todas aquellas personas que han trabajado con tenacidad y determinación para conseguir que La Rioja sea líder nacional, con el 60% de la producción, y el cuarto productor europeo", con cerca de 65.000 toneladas y una facturación que supera los 70 millones de euros. El sector del champiñón, que concentra su actividad en las localidades de Ausejo, Pradejón y Autol, da empleo directo a cerca de 1.300 personas y cuenta con cerca de 200 explotaciones.

Además, ha subrayado "el papel fundamental que ha desempeñado ASOCHAMP en la consolidación del sector del champiñón en nuestra comunidad" y ha destacado el impulso dado a la investigación y la calidad agroalimentaria con la creación en 2003 en Autol del Centro Tecnológico de Investigación del Champiñón, que gestiona precisamente ASOCHAMP.

Por último, se ha referido al libro ‘Historia del champiñón en La Rioja’, editado la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, en el que el periodista Pablo García-Mancha recopila los testimonios y las experiencias de los pioneros que introdujeron este cultivo en los años treinta en Logroño y de aquellos que continuaron la labor y contribuyeron de manera decisiva a la consolidación de uno de los principales sectores de la economía regional.