28 de noviembre de 2014

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, participa en la presentación de los resultados del proyecto para analizar la situación de los jóvenes agricultores y ganaderos.

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha incidido hoy en "la alta cualificación y la formación de los jóvenes agricultores y ganaderos riojanos, quienes asumen con naturalidad el desafío de modernizar esta actividad tradicional para contribuir al impulso del sector agrario y la industria agroalimentaria en la comunidad y al crecimiento de nuestros pueblos".

Pedro Sanz ha trasladado este mensaje durante la presentación de los resultados del proyecto ‘Objetivo Jóvenes Rurales’, promovido por los grupo de acción local Centro Europeo de Información y Promoción del Medio Rural (CEIP) y la Asociación para el Desarrollo Rural de La Rioja Alta (ADRA) con la colaboración de ARAG-ASAJA.

Esta investigación pretende ahondar en las motivaciones, obstáculos e inquietudes de este colectivo que reside en 117 municipios riojanos de La Rioja Media y La Rioja Alta para, de esta forma, poder determinar con mayor eficacia las medidas que se podrían poner en marcha para fomentar el arraigo de población en el medio rural y apoyar su dedicación al sector agrario. El proyecto se enmarca en el enfoque Leader, dentro del programa de Desarrollo Rural de La Rioja, y cuentan con financiación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Comunidad Autónoma.

"El agricultor y el ganadero de hoy son empresarios. Precisan de amplios conocimientos en disciplinas tan diversas como fiscalidad, normativa ambiental y de seguridad alimentaria, comercialización o tramitación de ayudas, además de saber cómo montar una empresa y, lo más importante, cómo cuidar del campo y su ganado", ha señalado Pedro Sanz.

"La Rioja necesita más jóvenes agricultores y ganaderos como vosotros para propiciar el rejuvenecimiento y el relevo generacional en el campo y nuestros pueblos", ha añadido. "Sois ejemplo de especialización, competencia y profesionalización; una generación preparada que innova, apuesta y saca partido de las nuevas tecnologías y que posee ilusión, capacidad y ganas de emprender".

En este sentido, ha recalcado los beneficios del Programa de Desarrollo Rural para animar a los jóvenes a constituir una empresa agraria, ya que en los últimos años se han duplicado las ayudas para atender el mayor número de solicitudes; promover la investigación y la experimentación; reforzar las acciones formativas y favorecer el contacto con las entidades financieras para garantizar el respaldo a sus proyectos.

Pedro Sanz ha subrayado que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente dedicará en 2015 un presupuesto de 9,5 millones de euros para fomentar la incorporación de jóvenes al sector agrario y apoyar las inversiones y la modernización de las explotaciones agrícolas y ganaderas. Esta cifra supone un incremento de 2 millones de euros con relación a este año.

Asimismo, ha recordado que desde 2008 se han incorporado 408 jóvenes al sector agrario riojano, de los cuales 106 lo han hecho en el último año. Además se han apoyado más de 3.000 iniciativas para mejorar las explotaciones agrícolas y ganaderas, 420 en el último año, que han generado una inversión de 91 millones de euros.

'Objetivo Jóvenes Rurales'

Este proyecto comenzó el pasado mes de mayo. En una primera fase se llevó a cabo un análisis cuantitativo y cualitativo de la situación de este colectivo con más de 500 encuestas a jóvenes agricultores y jóvenes rurales, 20 entrevistas personales, seis grupos de discusión y dos estudios de buenas prácticas en otras zonas.

El perfil de los encuestados revela que el 94,2% son hombres y el 73% tiene entre 31 y 40 años. El 90% reside en el municipio donde se encuentra la explotación. El 55,4% está soltero y el 34,4% vive todavía con sus padres. En cuanto a la formación académica, el 48% cuenta con estudios de grado medio o superiores y sólo el 20% posee conocimientos específicos de la actividad agraria.

La edad de incorporación a la actividad agraria se sitúa a una media de 23 años. Más del 90% cuenta con instalaciones familiares para dedicarse a este ámbito. La amplía mayoría son autónomos (90%). El 84% reconoce haber mejorado las explotaciones y un 93,5% reconoce haber solicitado ayudas.

En fechas recientes se ha presentado la ‘Guía del joven agricultor y ganadero’, que aporta información útil sobre los trámites, procesos y dirección de interés para aquellos jóvenes que deseen poner en marcha una explotación, necesiten conocer las posibilidades existentes y precisen orientación sobre el modelo más adecuado.