19 de febrero de 2013

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, asiste al reparto de material vegetal de variedades procendentes de de uva en el CIDA.

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha destacado hoy el papel de referencia en materia de investigación desempeñado durante los últimos veinte años por el Servicio de Investigación y Desarrollo Tecnológico Agroalimentario (CIDA) para "obtener y facilitar un material vegetal vitivinícola con las mejores características", ya que disponer de buenas variedades y con calidad "es fundamental para este sector estratégico no sólo porque confiere singularidad a los vinos que produce Rioja sino por su aportación a la mejora de la competitividad".

"Un material vegetal que ofrezca garantías desde el punto de vista sanitario, de identidad varietal, y con unas condiciones agronómicas y enológicas determinadas constituye un punto de partida esencial para lograr la rentabilidad y la calidad de las producciones", ha asegurado Pedro Sanz, quien ha participado junto al consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y el responsable del CIDA, Enrique García Escudero, en el acto de entrega de material vegetal a viveristas que anualmente realizan los técnicos del CIDA en los almacenes del centro.

Este año, y teniendo en cuenta que el Gobierno de La Rioja ha abierto el procedimiento para autorizar la transferencia de derechos de un máximo de 1.750 hectáreas de viñedo destinadas a la plantación de variedades blancas, el CIDA ha incrementado la oferta de material vegetal para dar respuesta a las necesidades del sector. Para ello, ha incluido también el material procedente de 4 de las 6 parcelas experimentales en las que colabora con viticultores en Corera, Alfaro, Rincón de Soto, Azofra, Cenicero y Villaseca.

Una veintena de viveros de Navarra (14), La Rioja (4), Valencia (1) y Cataluña (1) ha sido receptor de 568.000 yemas procedentes de la variedad de tempranillo blanco (540.000), maturana blanca (8.500), garnacha blanca (8.000), malvasía (6.500) y turruntés (5.000).

Por otro lado, se han entregado 7.000 yemas de material base correspondientes a los clones seleccionados por el CIDA de las variedades tempranillo tinto, garnacha tinta y graciano. Así, los viveristas seleccionadores y viveristas multiplicadores pueden establecer sus campos de multiplicación de estos clones.

Material distribuido

El Servicio de Investigación y Desarrollo Tecnológico Agroalimentario de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente inició en 1993 el reparto de material vegetal de calidad de variedades autóctonas para plantaciones de viñedo. A lo largo de este periodo, han entregado más de 3,2 millones de yemas de variedades autóctonas entre las que destaca el tempranillo tinto (1.291.392), el tempranillo blanco (1.271.100), o el graciano (418.200).

El CIDA fue el primer centro en España que realizó la primera selección clonal de la variedad tempranillo tinto. En estos momentos, trabaja en nuevas selecciones clonales que se adapten mejor a los nuevos criterios y necesidades de un modelo vitivinícola de calidad.