16 de marzo de 2010

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha destacado hoy, en la apertura del Congreso ‘Los cacereños que vinieron de lejos’, el importante papel que desempeñaron en la historia de Cáceres y en la evolución del mercado de la lana en Extremadura los "riojanos originarios de la Sierra de Cameros".

Asimismo, se ha referido a la presencia de estos riojanos en la localidad extremeña de Zafra, "donde un numeroso grupo de comerciantes procedente de Cameros llegó a controlar gran parte del comercio de la zona y tuvo gran influencia en la vida política del municipio" y donde, según ha indicado, ha quedado como testigo de su paso la capilla dedicada a la Virgen de Valvanera en la Colegiata de la Candelaria.

El Presidente de Ejecutivo riojano ha asegurado que la huella de los cameranos en Cáceres pervive en apellidos, como los López de Montenegro, los Muñoz de San Pedro, los Muro o De la Riva, y en la denominación de barrios y calles creados durante la segunda mitad del siglo XVIII, como la Plaza de Marrón o las Casas de Carrasco.

Por otra parte, ha recordado que la emigración de estos riojanos provocó una recesión en el crecimiento demográfico y una regresión de las actividades económicas en la Sierra de Cameros, mientras en tierras extremeñas "aportó una evolución y desarrollo que hoy es objeto de estudio".

Pedro Sanz ha felicitado a los organizadores del Congreso tanto por el tema elegido como "por el empeño depositado en recuperar las raíces históricas de un fenómeno que fue determinante para la ciudad de Cáceres a mediados del siglo XVIII" y ha reiterado que el Gobierno de La Rioja defiende "firmemente las raíces, nuestros orígenes, nuestra identidad, la cultura que se ha ido forjando a lo largo de los siglos y que es deber de todos salvaguardar y transmitir a las nuevas generaciones".