5 de julio de 2014

Aniversario Cooperativa Frutos del Campo

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha destacado hoy los esfuerzos realizados por la Cooperativa Frutos del Campo de Aldeanueva de Ebro, Kumix, en la especialización y el control de las materias primas desde el origen, así como su capacidad de satisfacer las exigencias de mercado actual.

En este sentido, ha destacado la capacidad de innovación, diversificación y modernización de la cooperativa, "que ha sabido adaptarse a los tiempos, no limitándose a la fabricación de conserva vegetal, sino apostando por la comercialización de producto fresco y, al mismo tiempo, erigiéndose en un ejemplo de inversión en la mejora de sus infraestructuras y de la calidad y seguridad alimentaria".

Pedro Sanz ha realizado estas declaraciones en el acto de celebración del 50 aniversario de la fundación de la Cooperativa de Frutos del Campo de Aldeanueva de Ebro, en el que ha estado acompañado por el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore; el alcalde de Aldeanueva de Ebro, Ángel Fernández; el gerente de la cooperativa, José Luis Díez, y miembros de la Junta Directiva de la entidad, quienes han explicado al presidente los proyectos llevados a cabo por la Cooperativa.

Para finalizar, el presidente del Ejecutivo riojano ha alentado a los socios y trabajadores de la cooperativa a consolidar su presencia en mercados internacionales para ganar competitividad y a establecer alianzas estratégicas con otras asociaciones y potenciar la innovación (a través de una nueva planta de conserva) para crecer en valor añadido, dinamizar el sector riojano e impulsar la industria agroalimentaria del Valle del Ebro.

La Cooperativa Frutos del Campo, ubicada en la calle Gonzalo de Berceo, 81, de Aldeanueva de Ebro, se constituyó en el año 1964 con el objetivo de adquirir y comercializar sus productos, principalmente peras (conferencia, blanquilla y de Rincón de Soto), alcachofas, coliflores (Con Igp y de Calahorra), melocotones, cerezas, nectarinas, ciruelas, brécol, coles de Bruselas, manzanas y paraguayos. También se dedica a la adquisición de otros productos destinados a la propia Cooperativa o a las explotaciones de sus socios, como piensos, abonos, plantas, semillas, insecticidas y maquinaria, así como a la fabricación de jugos y conservas vegetales. En la actualidad, cuenta con 140 socios y su facturación anual alcanza los 5,5 millones de euros.

Esta entidad, en la que trabajan 45 personas, ha realizado durante los últimos años importantes apuestas por modernizar las diferentes secciones de sus instalaciones y obtener las certificaciones de mayor prestigio en calidad y seguridad alimentaria del sector. La Cooperativa, socia de la Denominación de Origen Peras de Rincón de Soto y de la IGP Coliflor de Calahorra, aplica un estricto criterio selectivo mediante una mesa de selección manual de frutas y hortalizas, en la que se aplican parámetros de calidad teniendo en cuenta la dureza, el color, la calidad de la piel, la forma y el tamaño de sus productos. Además, la conservación se realiza en cámaras frigoríficas de última generación, con regulación de temperatura y oxígeno para controlar el proceso de maduración de los frutos.