8 de marzo de 2011

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha destacado hoy que la Bodega Institucional y del edificio administrativo del futuro complejo del Instituto de las Ciencias de la Vid y del Vino en La Grajera "convertirán a Logroño y a La Rioja en referente mundial de la investigación vitivinícola". Pedro Sanz ha señalado que las obras, que supondrán una inversión total de unos 11 millones de euros, avanzan según lo previsto, por lo que la bodega comenzará a funcionar esta primavera, y ha recordado que se trata de un proyecto ejemplar por su integración en el paisaje y respetuoso con el medio ambiente.

En este sentido, ha recordado que la bodega dispondrá de una instalación que será totalmente renovable y respetuosa con el entorno, mediante el uso de un sistema integral de aprovechamiento geotérmico que obtendrá del subsuelo que alimenta el viñedo de la zona toda la energía necesaria para aportar frío y calor de forma simultánea, "una fuente de energía renovable, alternativa y limpia".

La inversión realizada para la puesta en marcha de este sistema de aprovechamiento geotérmico asciende a 1 millón de euros, y será cofinanciada por el Ministerio de Industria a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético. Además, cabe destacar que también están a punto de acabar las obras de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) que dará servicio a todo el complejo.

Pedro Sanz ha reiterado que este proyecto es pionero en materia de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y modélico por su aportación en materia de eficiencia, abaratamiento de los consumos y respeto al medio ambiente. En concreto, se calcula una reducción de 106 toneladas de CO2 al año, la no utilización de combustibles líquidos ni sólidos, y una inyección del 100% de la potencia térmica y frigorífica a través de la energía almacenada en el subsuelo.


La construcción de la Bodega Institucional de La Grajera, que comenzó en septiembre de 2009 , comprende la construcción de un complejo bodeguero dividido en tres partes: un área de producción, una zona institucional y un edificio administrativo, que estarán interconectadas linealmente, dando continuidad a los espacios.

La Bodega Institucional y el edificio administrativo tendrán una superficie de 6.816 metros cuadrados (5.324 útiles), de los cuales 5.275 metros cuadrados (3.966 útiles) corresponderán a la Bodega Institucional y 1.540 metros cuadrados (1.358 útiles) al edificio administrativo. El complejo consta de tres volúmenes, con un gran desnivel, que llega a alcanzar los 18 metros de diferencia de un extremo a otro. Las zonas exteriores contarán con una superficie de 4.819 metros cuadrados.

Centro de referencia
El Gobierno de La Rioja lleva trabajando desde 2003 para poner en marcha un centro de investigación vitivinícola de referencia para toda España y, tras encontrar ciertas resistencias en el Gobierno de España después de las elecciones generales de 2004, alcanzó en 2006 un acuerdo con el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de La Rioja para crear el Instituto de las Ciencias de la Vid y del Vino como referente en Europa y en el mundo.

El convenio contempla una inversión inicial de 22 millones de euros, de los cuales el Gobierno de La Rioja aportará 16 millones y el CSIC, los 6 millones restantes. Los 16 millones de euros que aporta el Ejecutivo regional están destinados a la Bodega Institucional, al edificio administrativo (en planta baja y tres alturas) y al mobiliario y equipamiento del edificio científico, cuya construcción corresponde al Gobierno central, a través del CSIC.

Por otra parte, y mientras se construye el edificio científico, cuyas obras comenzaron hace unos meses, el Complejo Científico-Tecnológico de la UR alberga la sede provisional del Instituto desde 2008.