21 de enero de 2014

Visita ministra obras Autovía Camino

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha señalado hoy que "la autovía A-12 se empezó en La Rioja con un Gobierno de España del PP y se terminará de igual forma en 2015" cuando se complete la conexión entre los tramos navarro y riojano de esta infraestructura.

Pedro Sanz ha visitado hoy junto a la ministra de Fomento, Ana Pastor, y la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, las obras del enlace de la Autovía del Camino con la circunvalación de Logroño (LO-20), la carretera N-232 y la autopista AP-68. Se trata de un tramo de 6,5 km que evitará que cerca de 15.000 vehículos diarios, muchos de ellos pesados, atraviesen el polígono industrial de Cantabria. La inversión superará los 100 millones de euros en una actuación financiada por el Ministerio de Fomento y el Gobierno de Navarra.

"Las grandes infraestructuras en La Rioja llevan el sello del PP", ha señalado el presidente riojano en referencia a la integración urbana del trazado ferroviario en Logroño y la A-12, un proyecto de especial importancia para La Rioja, ya que se trata de la única autovía que atraviesa la comunidad autónoma.

"El actual Gobierno de España ha demostrado su compromiso con La Rioja y con Navarra, con el progreso de estas dos comunidades autónomas, completando un proyecto que en su día el ministro José Blanco dijo que estaría terminado en 2011", ha señalado. "Ha tenido que venir un Gobierno del PP para completar estas obras, pese a la situación de crisis, lo que habla muy bien de su trabajo, disposición y capacidad".

Pedro Sanz ha resaltado los "grandes esfuerzos que se han acometido para paliar el histórico retraso en esta tierra del desarrollo de las infraestructuras de comunicación". "El trazado riojano de la A-12 se prometió que estaría listo en 2008, pero se acabará este año, previsiblemente en octubre, cuando entre en funcionamiento el último tramo, entre Hormilla y Hervías, que todavía no se ha desdoblado. Lo mismo ocurre con la obra que estamos viendo hoy: se dijo que estaría acabado en 2011, pero tendremos que esperar hasta 2015 para ver terminado el enlace entre La Rioja y Navarra", ha señalado.

Pedro Sanz ha recordado que las obras de la autovía A-12 a su paso por La Rioja tienen su origen en la circunvalación de Logroño (LO-20 entre la capital y La Grajera) y la variante de Navarrete, que se construyeron en 2000 y 2003, respectivamente. A partir de entonces se han ido ejecutando los tramos Navarrete-Nájera, Nájera-Hormilla, Hervías-Grañón y está pendiente de su conclusión el correspondiente a Hormilla-Hervías para conformar un trazado de cerca de 45 kilómetros, con una inversión superior a 124 millones de euros.

El enlace de la conexión de la A-12 entre La Rioja y Navarra está previsto para 2015, nueve años después de la entrada en funcionamiento del tramo por Navarra, que conecta Logroño y Pamplona a través de 72 kilómetros.

La obra completa entre Pamplona y Burgos, con una longitud de 219,4 kilómetros, se prevé que pueda estar terminada en el horizonte de 2020 cuando se termine el tramo por Burgos. En la actualidad los cuatro tramos que discurren por la provincia burgalesa (Santo Domingo de la Calzada–Villamayor del Río; Villamayor del Río-Villafranca Montes de Oca; Villafranca Montes de Oca–Ibeas de Juarros e Ibeas de Juarros–Burgos) se encuentran en fase de proyectos, salvo el correspondiente a Villamayor del Río-Villafranca Montes de Oca, que está pendiente de licitación con un presupuesto de 111,95 millones de euros.