30 de julio de 2014

Pedro Sanz, junto a Antonino Burgos y Javier Azpeitia, en la presentación del estudio informativo de la autovía entre Haro y Ezcaray.

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha avanzado hoy que la redacción del proyecto de la variante de Santo Domingo de la Calzada estará adjudicada antes de final de año. Se trata del primer tramo que se contratará dentro del proyecto de construcción de la futura autovía que unirá Haro, Santo Domingo y Ezcaray, cuyo estudio informativo ha sido aprobado hoy de forma definitiva y contempla una inversión de 73,2 millones de euros para este recorrido de 29,1 kilómetros de longitud.

"La nueva variante de Santo Domingo es un tramo prioritario en esta infraestructura cuyo objeto es aumentar la seguridad vial y descongestionar el tráfico rodado que atraviesa el casco urbano de la localidad", ha subrayado Pedro Sanz en la presentación del trazado de 5 km, que permitirá conectar la autovía A-12 con la LR-111. La inversión en este tramo se estima en 11,1 millones de euros.

Además, ha resaltado que la contratación de la redacción del proyecto correspondiente a este tramo "simboliza la recuperación económica y la salida de la crisis". "Durante los últimos años hemos concentrado los esfuerzos en la conservación y el mantenimiento de la red viaria autonómica, pero ahora, coincidiendo con la llegada de una nueva coyuntura económica, es necesario impulsar nuevos proyectos que permitan continuar mejorando nuestra comunidad y vertebrar el territorio". No obstante, ha recalcado que se trata de una infraestructura que, por su envergadura, tardará años en completarse, al igual que el otro proyecto de autovía en la región que unirá Calahorra y Arnedo.

El trazado que salvará el caso urbano de Santo Domingo comenzará en la autovía del Camino (A-12) en la zona del camping, desde donde se facilitará la conexión a Cirueña (LR-204) y Gallinero de Rioja (LR-325). El recorrido consta de una curva inicial (1,2 km), una recta (2,2 km) y una curva final (700 m) hasta completar la variante a la altura del Colegio Menesiano, donde una nueva glorieta favorecerá la continuidad de la circulación por la LR-111 hacia Ezcaray. A la variante se le podrá adherir una segunda calzada en el caso de que se contemple su conversión en autovía en el futuro.

A la presentación han asistido el consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, y el alcalde de Santo Domingo de la Calzada, Javier Azpeitia.

Autovía Haro-Santo Domingo-Ezcaray

El proyecto de la nueva carretera que sigue el curso del río Oja tiene por objeto mejorar las comunicaciones del oeste de La Rioja. Para ello se contempla construir una autovía entre dos cabeceras de comarca, Haro y Santo Domingo (14 km), que facilitará la comunicación entre la A-12 y la AP-68 y la N-232, y mejorar las prestaciones y la seguridad hasta Ezcaray a través de la LR-111, lo que favorecerá el acceso a los atractivos turísticos que se concentran en esta zona de La Rioja Alta.

El estudio informativo, cuya aprobación definitiva se publica hoy en el Boletín Oficial de La Rioja, se divide en los siguientes cinco tramos:

  • Haro-Casalarreina. Este tramo tendrá una longitud de 5,5 kilómetros y una inversión estimada de 21,4 millones de euros.
  • Castañares de Rioja-Santo Domingo. Contempla una inversión de 21,7 millones de euros y una longitud de 8,4 kilómetros. La variante de Castañares, construida en 2011 como carretera convencional pero con parámetros de trazado en planta y alzado aptos para autovía con velocidad de proyecto de 120 km/h, se aprovecha en su totalidad como calzada derecha de la nueva autovía en sentido Ezcaray.
  • Variante de Santo Domingo. Tendrá una longitud total de 5 kilómetros y conectará la A-12 con la LR-111 en las cercanías del Colegio Menesiano. La inversión estimada es de 11,11 millones de euros.
  • Variante de Santo Domingo-San Asensio de los Cantos. El recorrido hasta la aldea perteneciente al municipio de Ojacastro, con una longitud de 5,1 kilómetros, supondrá una inversión de 6,2 millones de euros.
  • San Asensio de los Cantos-Ojacastro-Ezcaray. El último tramo tendrá 5 kilómetros y la inversión se elevará a 12,6 millones de euros. Incluirá un puente sobre el río Oja de 120 metros.