25 de marzo de 2015

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, presenta el proyecto de mejora de la travesía de Entrena

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha asegurado hoy que "Entrena disfrutará de un acceso más seguro y confortable" una vez que se acometan las obras de mejora de la travesía en el recorrido de 600 metros entre el centro de la localidad y el barrio de las bodegas y la zona industrial en la salida hacia Navarrete.

Pedro Sanz, junto con el alcalde de Entrena, Esteban Pérez, ha presenciado hoy la presentación de este proyecto que pretende, por un lado, incrementar la seguridad vial en una zona especialmente transitada por vecinos y visitantes y, por otro, acondicionar este espacio con parámetros urbanos.

Tras la construcción de la variante de Entrena, que entró en servicio en marzo de 2011 tras una inversión de 6,7 millones de euros, el tramo urbano de la carretera LR-541 (antigua LR-137) disminuyó la intensidad del tráfico y comenzó a registrar una circulación de vehículos ligeros en su salida y entrada a la localidad. Por ello, se precisa esta actuación que incorpore servicios y dotaciones públicas.

La obra contempla la construcción de aceras, la mejora del drenaje de aguas pluviales con la construcción de canalizaciones, sumideros y colectores, el desmontaje y soterramiento de los tendidos eléctricos, la instalación de alumbrado público, la sustitución de señalización horizontal y vertical, así como la colocación de mobiliario urbano y jardinería y una valla metálica para proteger a los peatones. Asimismo, se renovará el firme a lo largo de todo el recorrido.

Acondicionamiento de las calles Los Robles y Santa Ana

Tras la presentación de este proyecto, Pedro Sanz ha visitado la actuación realizada por la Dirección General de Política Local en las calles Los Robles y Santa Ana, una zona peatonal muy transitada y céntrica del municipio que tenía un fuerte desnivel, lo que había ocasionado diversas caídas de personas mayores.

Para subsanar este problema, se ha procedido a dividir longitudinalmente la travesía en dos partes, una primera con rampa y dos descansillos y la otra, con tres tramos con escalones. Tanto la rampa como la escalera cuentan con pasamanos o barandillas a ambos lados. La inversión en la mejora de estas calles ha ascendido a 25.182 euros de los que Política Local se ha hecho cargo del 85%.