11 de agosto de 2014

izar el veto ruso...

El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, ha trasladado hoy a los representantes del sector agroalimentario la preocupación del Gobierno regional ante las restricciones que ha impuesto Rusia a la entrada de productos agroalimentarios procedentes de la Unión Europea, y ha asegurado que "se va a realizar un seguimiento de la incidencia por sectores, informando puntualmente de las medidas que se adopten tanto desde el Ministerio de Agricultura como desde la Unión Europea, y también se pondrá en marcha una estrategia de apoyo a los productores y a las empresas exportadoras desde la Comunidad Autónoma" para buscar mercados alternativos.

Pedro Sanz ha recordado que los principales productos afectados por la prohibición que se establece durante un periodo de un año son las frutas y hortalizas, seguidas de la carne de porcino, "cuyo mercado ya estaba cerrado", los lácteos y el vacuno. El cierre del mercado ruso no tiene repercusión para sectores como los de bebidas, aceites o café.

En este sentido, Pedro Sanz ha subrayado que las exportaciones a Rusia siempre han sido muy irregulares por las decisiones del mercado ruso, "lo que ha provocado que se haya ido produciendo una disminución en los últimos años. Así, en 2008 el valor de las exportaciones de productos riojanos a Rusia fue de 23 millones y ha pasado a 9,98 millones de euros en 2013. El peso que este valor tiene en el conjunto de las exportaciones es del 0,57% aproximadamente".Concretamente, el presidente del Ejecutivo riojano ha señalado que el Ministerio de Agricultura estima el impacto sobre el comercio exterior de La Rioja en 1,9 millones de euros, es decir, el 0,12% del total del valor de las exportaciones riojanas. "Aunque, en términos económicos, la incidencia en La Rioja es pequeña, nuestra preocupación se centra en la repercusión indirecta del veto", ha recalcado.

En este sentido, ha explicado que la decisión de Rusia ocasionará más que probables bajadas de precios, en especial en frutas y hortalizas, en el mercado europeo. Por ejemplo, el 40% de la fruta (principalmente la pera) que Holanda y Bélgica exportan a Rusia, buscará ahora mercados alternativos en los que venderse. Esta situación, ha añadido, "puede traducirse en una sobreoferta que el mercado europeo no es capaz de absorber ".

Medidas del Gobierno de La Rioja ante el veto ruso

Al término de la reunión de trabajo que ha mantenido con representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias ARAG-SAJA y UAGR, la Federación de Cooperativas Agrarias de La Rioja (FECOAR), y la FER, el presidente del Ejecutivo riojano ha asegurado que el Gobierno de La Rioja, en el marco de diálogo y trabajo que mantienen ambas administraciones, "está en permanente contacto con el Ministerio de Agricultura, que ya ha creado un grupo de trabajo, para conocer cuales son las medidas y la estrategia a adoptar de cara a la reunión que se celebrará el próximo jueves en Bruselas".En este sentido, Pedro Sanz ha señalado que el Gobierno de La Rioja mantendrá una línea abierta con el Ministerio de Agricultura para trasladar "cualquier dato relevante a las organizaciones agrarias y a la industria agroalimentaria", además de informar sobre las posibles líneas de ayuda que puedan establecerse dentro de la Política Agrícola Común (PAC).

Asimismo, comenzará a trabajar en un plan de apoyo "para facilitar a las empresas afectadas una reorientación rápida hacia nuevos mercados y oportunidades para limitar el efecto negativo del veto". Pedro Sanz ha avanzado que la Agencia de Desarrollo Económico (ADER) coordinará con las empresas exportadoras que se hayan visto afectadas por esta situación un programa de misiones comerciales para mantener o incrementar sus ventas en el exterior, con el objetivo de que "estos productos que no venden en Rusia, los puedan exportar a cualquier otro país del mundo". Así, a partir del próximo mes de septiembre cuando se establezcan contactos con las empresas interesadas para diseñar las estrategias más adecuadas de introducción en nuevos mercados.

Datos comerciales La Rioja-Rusia

Durante el pasado año 2013, La Rioja exportó a Rusia productos por valor de de 9,98 millones de euros, lo que le sitúa en el vigésimo segundo lugar de los países a los que venden las empresas riojanas. En este periodo, 100 empresas riojanas exportaron Rusia, de las que 21 lo hicieron regularmente, es decir, exportaron en los cuatro últimos años de forma consecutiva. Los principales sectores exportadores a este país son el calzado, la maquinaria de envase y embalaje, productos cárnicos y vinos.