3 de marzo de 2015

del Río Leza, junto con los alcaldes de estas localidades....

La Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial ha invertido 81.000 euros en la instalación de reductores de velocidad en los accesos por carretera a El Redal y Corera y la nueva parada de autobús para el Metropolitano en Murillo del Río Leza.

El director general de Obras Públicas y Transportes, Víctor Garrido, ha comprobado hoy, en primer lugar, los reductores de velocidad instalados en El Redal y Corera junto los alcaldes de ambas localidades, José Miguel Cadalso y Javier Marzo, respectivamente. Estos elementos tienen por objeto incrementar la seguridad vial mediante la reducción de la velocidad de los vehículos que circulan por estas zonas muy frecuentadas por los transeúntes.

En concreto, en El Redal se han colocado seis reductores de velocidad en las travesías de las carretera LR-472 y LR-259 (tres en cada una) con una inversión de 29.241 euros, mientras que en Corera se han instalado cinco reductores de velocidad y tres pasos de peatones elevados en las travesías de la LR-259 y LR-260 (cuatro reductores de velocidad y dos pasos de peatones en la primera y un reductor y un paso de peatones en la segunda). En este caso, el presupuesto ha ascendido a 24.502 euros.

Nueva parada de autobús en Murillo del Río LezaEn Murillo de Río Leza, Víctor Garrido ha visitado la nueva parada del autobús Metropolitano junto al alcalde de la localidad, Sergio Estaban. En este caso, se han acondicionado nuevos apartaderos a ambos lados de la carretera LR-289 con el fin de que los autobuses no interrumpan la circulación de los vehículos y ofrecer mayor seguridad a los pasajeros en el acceso a este servicio público.

Las obras han supuesto una inversión de cerca de 28.000 euros. La actuación ha incluido la construcción de aceras a cada lado de la carretera para dar continuidad al itinerario peatonal desde la parada hasta el centro urbano de la localidad.

Elementos de la seguridad vial en las carreteras regionales

La Dirección General de Obras Públicas y Transportes ha invertido 307.916 euros en la campaña de 2014 para instalar 51 reductores de velocidad y 31 pasos de peatones elevados en diferentes municipios riojanos. En concreto, se trata de Arenzana de Abajo, Azofra, Casalarreina, Corera, El Rasillo, El Redal, Foncea, Gimileo, Manjarrés, Sojuela, Sorzano, Soto en Cameros, Tudelilla, Ventosa y Villaseca.

Para determinar estas actuaciones, la Dirección General de Obras Públicas y Transportes elabora un estudio para determinar la prioridad en la instalación de estos elementos de seguridad vial y, para ello, tiene en cuenta factores relacionados con la densidad del tráfico, la población, la longitud de las travesías, el número de calles que desembocan en la carretera y siniestros viales registrados en las travesías.

Los pasos elevados y los reductores de velocidad se construyen con mezclas bituminosas en caliente y son pintados de rojo y blanco con pintura resistente de los componentes, según la normativa vigente.