18 de marzo de 2015

eguridad vial....

La Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial ha culminado una nueva fase de la mejora de la seguridad vial en la carretera LR-250 en Ribafrecha. La actuación, que ha supuesto una inversión de 58.158 euros, ha incluido la construcción de aceras para facilitar y proteger el tránsito peatonal, la instalación de reductores de velocidad y pasos de peatones elevados para disminuir la velocidad de los vehículos a su paso por el casco urbano de la localidad, así como la colocación de nueva señalización.

El director general de Obras Públicas y Transportes, Víctor Garrido, ha visitado hoy esta actuación junto con la alcaldesa de Ribafrecha, Ana Lourdes González.

Durante los últimos años, Carreteras ha actuado en ambos márgenes de la LR-250 con el propósito de mejorar las condiciones de seguridad de los peatones en Ribafrecha, en especial, en la zona alta del municipio, que se ha expandido notablemente en los últimos años. En 2010 la canalización del agua del barranco El Junquillo incluyó la construcción de un primer tramo de aceras en la LR-250.La actuación que se ha visitado hoy ha dado continuidad al itinerario que deben seguir los peatones desde la zona alta hasta el casco urbano de la localidad. Para la construcción de las aceras ha sido preciso previamente levantar un muro de gaviones en la margen izquierda de la travesía para ganar espacio. Las aceras están acabadas en adoquín y se han incluido los correspondientes sumideros y canalizaciones de las aguas, así como la instalación de una nueva valla metálica de protección a lo largo de 128 metros.