15 de mayo de 2014

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Medio Natural, ha llevado a cabo el 13 y 14 de mayo una campaña preventiva contra el uso de cebos envenenados en el medio rural en el Alto Najerilla que, afortunadamente, ha concluido sin que se detectase ningún cebo ni animales muertos por venenos en la zona. Se han desplazado hasta La Rioja dos perros especializados en la detección de cebos envenenados, acompañados por sus guías; también han colaborado en la campaña efectivos del Seprona y Agentes Forestales de la Dirección General de Medio Natural.

La inspección se ha llevado a cabo en varios puntos de la cuenca alta del Najerilla, una de las zonas de La Rioja más problemáticas respecto a este tema, ya que cuenta con antecedentes de utilización de venenos. Concretamente, el año pasado se localizaron varios cebos con estricnina.

Durante los dos días que duró el rastreo por las áreas previamente seleccionadas por la administración medioambiental riojana no se ha detectado ningún cebo envenenado. Se repetirán periódicamente este tipo de inspecciones en diferentes comarcas de La Rioja.

Actualmente, el uso de venenos es un delito y se encuentra entre las principales causas de mortalidad de numerosas especies amenazadas, entre ellas aves como el águila imperial, el quebrantahuesos, el buitre negro o el alimoche.