22 de agosto de 2014

Daños de la granizada en las masas forestales del monte Yerga en Autol.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Medio Natural, ha puesto en marcha un plan de seguimiento desde el punto de vista sanitario para abordar los tratamientos selvícolas que sean necesarios para minimizar los efectos de la fuerte tormenta de granizo que el pasado lunes ocasionó numerosos daños en las masas forestales del monte Yerga en Autol.

De acuerdo con los datos recabados por la estación meteorológica de SOS-Rioja, el pasado lunes día 18, entre las 17 y las 18 horas, se registró un pico de precipitación de 11,30 litros por metro cuadrado en forma de granizo y de fuerte virulencia.

Los agentes forestales desplazados a la zona comprobaron que en una superficie de unas 300 hectáreas del monte Yerga, propiedad del Ayuntamiento de Autol, se había producido una defoliación casi total de las encinas y pinos que pueblan la zona, afectando incluso a la fauna silvestre.

Algunos árboles afectados presentan incluso heridas sobre la corteza que pueden ser aprovechadas por hongos oportunistas para producir enfermedades, tal y como de hecho, ya sucedió en esa misma zona hace cuatro años cuando a consecuencia de otra granizada caída en verano se produjo un fuerte e inusual ataque del hongo Cenangium ferruginosum sobre determinadas especies de pinos.

No obstante, las tormentas de verano con precipitación y escaso aparato eléctrico ayudan a aumentar la humedad y disminuir el riesgo de incendios, cuyos efectos sobre el suelo, la vegetación y la fauna son mucho peores y más persistentes que los producidos por una granizada, ya que la práctica totalidad de las encinas volverán a rebrotar sin problemas en semanas.