25 de noviembre de 2015

Atención sanitaria violencia

La consejera de Salud de La Rioja, María Martín, se ha reunido esta mañana con el coordinador socio sanitario del SERIS, Manuel Olivares, y con trabajadoras sociales de los centros de salud, María Antonia Aretio, Ana Isabel Guerra, María Isabel Jiménez e Inmaculada García, para analizar los indicadores de violencia de género recogidos a través del protocolo de actuación sanitaria.

Hay que destacar que, en 2014, el sistema público de Salud de La Rioja detectó 110 casos de violencia de género y es muy importante la coordinación entre los profesionales sanitarios y los servicios sociales para detectar la violencia de género y apoyar a las mujeres y a los menores víctimas de malos tratos en La Rioja.

Asimismo, la consejera les ha informado de que este año, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha reconocido como ‘Buena Práctica’ seis intervenciones o experiencias desarrolladas por la Consejería de Salud La Rioja y, una de ellas, dentro de la estrategia de actuaciones sanitarias en materia de violencia de género.

En concreto, la práctica destacada es la ‘Integración del protocolo de Actuación Sanitaria de Violencia de Género contra las Mujeres de La Rioja en la Historia Clínica Electrónica del Servicio Riojano de Salud’ que representa un importante esfuerzo de implementación de los objetivos y recomendación de la Estrategia en Violencia de Género y facilita su replicación en otros hospitales del Sistema Nacional de Salud, asimismo también incorpora un valioso enfoque innovador que refuerza la calidad de la atención profesional, la participación de pacientes y la repercusión a nivel social.

Se considera ‘Buena Práctica’ aquella intervención concreta implantada en un territorio que responde a las líneas estratégicas del Sistema Nacional de Salud y, en concreto, de la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el Sistema Nacional de Salud, basada en el mejor conocimiento científico disponible, que haya demostrado ser efectiva y pueda ser transferible.

El sistema público de salud de La Rioja dispone de un protocolo de actuación sanitaria ante la violencia contra las mujeres, que ofrece herramientas a los profesionales para discernir si se trata de un caso de violencia de género. Se trata de una herramienta destinada a prestar apoyo a las distintas profesiones sanitarias y a los equipos de Atención Primaria del sistema público de salud de La Rioja para que puedan ayudar a las mujeres que se ven afectadas por este grave problema, con el objetivo de que pronto se convierta en una realidad la erradicación de la violencia contra las mujeres.

La violencia es un problema de salud pública prioritario y de primera magnitud, que ha registrado un incremento constante en su incidencia y gravedad. El sistema sanitario, y principalmente las consultas de atención primaria, son la primera puerta de entrada y de contacto de estas mujeres con los servicios públicos. A menudo, a la primera persona a la que la mujer pide ayuda es al profesional sanitario que tiene la capacidad para establecer un espacio de confianza, ellos juegan un papel importante e imprescindible en detectar y prevenir las consecuencias del maltrato, así como prestar una atención integral a las mujeres que están en situación de violencia y de sus hijos e hijas u otras personas a su cargo que la padecen junto a ellas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe ‘Violencia contra las mujeres’" dirigiéndose al personal sanitario, señala: "No tenga miedo de preguntar. Contrariamente a la creencia popular, la mayoría de las mujeres están dispuestas a revelar el maltrato cuando se les pregunta de forma directa y no valorativa. En realidad, muchas están esperando silenciosamente que alguien les pregunte".

La confirmación de una sospecha de malos tratos hacia una mujer no pone fin a la actuación del profesional sanitario sino que se convierte en el primer paso de un proceso a partir del cual se debe desarrollar una importante labor de información, de atención y trabajo con la mujer en la consulta, así como de derivación cuando las características del caso lo requieran.