12 de febrero de 2013

La directora general de Investigación y Desarrollo Rural, María Martín, ha visitado el horno de leña de Pazuengos

La directora general de Investigación y Desarrollo Rural, María Martín, ha destacado hoy que la rehabilitación del edificio que alberga el horno de leña de Pazuengos no sólo ha permitido recuperar un inmueble emblemático, con más de cien años de antigüedad, y de especial valor para los vecinos, sino que "añade un nuevo atractivo al patrimonio natural y cultural de esta localidad riojana para todos aquellos que la visiten y quieran utilizar esta singular infraestructura".

Este edificio se encuentra en pleno itinerario de la ruta GR-93 que comunica Ezcaray con San Millán de la Cogolla, ha recordado Martín, por lo que el proyecto contemplaba también el acondicionamiento del entorno para crear una zona de recreo y esparcimiento que "ofrece un espacio adecuado y divulgativo para los senderistas que atraviesan el pueblo".

La actuación, promovida por el Ayuntamiento de Pazuengos, ha supuesto una inversión de 39.938 euros y ha contado con una ayuda de 31.950 euros (80%) financiada a través del enfoque Leader en el marco del Programa de Desarrollo Rural de La Rioja 2007-2013, que gestiona la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente en colaboración con el Grupo de Acción Local de la zona, el Centro Europeo de Información y Promoción del Medio Rural (CEIP).

Durante la visita, María Martín ha estado acompañada por el director general de Cultura, José Luis Pérez Pastor; el presidente del CEIP, José Miguel Crespo; y la alcaldesa de Pazuengos, Felicia Somovilla.

El horno de leña de Pazuengos es una construcción tradicional de 26,4 metros levantada sobre muros de carga de mampostería de piedra caliza de la zona. Las obras han consistido en la elevación de los muros de carga, la reposición de las vigas y de la cubierta del edificio de forma trapezoidal, manteniendo las mismas características constructivas; la rehabilitación de la fachada; la reposición de la bóveda del horno de leña; el revestimiento del suelo con piedra natural; y la instalación eléctrica necesaria para volver a utilizar el horno de leña.