17 de junio de 2015

El consejero de Industria ha participado en la jornada de presentación de las nuevas líneas de ayudas para ahorro y eficiencia energética del IDAE

El consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, ha subrayado esta mañana que las medidas de ahorro y eficiencia energética contribuyen a mejorar la competitividad, el desarrollo social y sostenible. Además, reducen la demanda energética manteniendo los niveles de confort y seguridad de abastecimiento, lo que supone una disminución de la contaminación. Erro ha hecho estas declaraciones en la jornada de presentación de las nuevas líneas de ayuda para ahorro y eficiencia energética del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) que se ha celebrado esta mañana en el Centro Tecnológico de La Rioja.

Durante su intervención, el consejero de Industria ha señalado que las medidas de ahorro y eficiencia energética pueden aplicarse a todos los sectores económicos, primario, industrial, residencial, servicios, transporte y Administración Pública, generando una importante actividad y permitiendo ahorros tanto a particulares, como a empresas y administraciones. Por ello, el ahorro y al eficiencia energética va a ser uno de los elementos claves del futuro Plan Energético de La Rioja.

Las nuevas líneas de ahorro del IDAE

Las medidas que hoy se han presentado en el Centro Tecnológico de La Rioja se han puesto en marcha por el IDAE, organismo dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Se trata de cuatro líneas de ayudas: para la renovación de las instalaciones de alumbrado exterior municipal; para actuaciones de eficiencia energética en pymes y gran empresa del sector industrial; para actuaciones de cambio modal y uso más eficiente de los modos de transporte y, por último, el programa de ayudas para la rehabilitación energética de edificios existentes.

El IDAE estima que los ahorros producidos por estos programas equivaldrán al consumo anual de más de 150.000 familias y evitarán la emisión anual a la atmósfera de más de 440.000 toneladas de CO2. Estas ayudas entraron en vigor tras la publicación de las resoluciones en el BOE, con fecha de 5 de mayo.